20. Quiero

Sabía que iba a ser doloroso decirlo de esta manera, pero todo tenía un motivo y creo que fue peor para mi que para ella. Hago todo por velar por su seguridad y soy el idiota que la hace llorar, no tengo perdón. Pero quería hacer las cosas bien, como ella se merece, aunque en este momento quiera matarme. Suavemente tire de su muñeca y la senté sobre mis piernas, acunándola en mis brazos, sus lágrimas no dejaban de caer, pero estaba asombrada, pronto intentó removerse entre mis brazos pero no la dejé, no debía irse aún.

– “Shhh…” – intenté calmarla pero solo logré que quisiera escapar con más fuerza. Sin soltarla un segundo, la consolé hasta que se calmó un poco, necesitaba terminar de hablar con ella, costara lo que costará, así terminara una semana en el hospital por lo que estaba haciendo. Espere un rato más hasta que el sonido de su respiración se normalizó y continue con lo que había empezado.

– “Quiero terminar el compromiso que nuestros padres hicieron” – le dije cuando me estaba mirando como si quisiera matarme.. y es que si las miradas mataran, yo estaría bajo tierra, y varias veces – “porque quiero pedirte, yo, Ranma Saotome, que seas mi novia, sin compromisos, sin obligaciones, solo tu y yo”

Ella me miró como no creyendo lo que yo le estaba diciendo, y quise transmitirle cuanta verdad encierran mis palabras. No había titubeado ni una sola vez, por una vez en la vida, estaba seguro de algo.

Nuevamente lágrimas se agolparon en sus ojos y yo ya no podía soportar verla de esta manera, ¡esta vez le había dicho algo bueno!

– “¿Es en serio?” – me dijo con un hilo de voz

– “Muy en serio” – y sonreí, realmente estaba contento por haberme animado a hacer una cosa así. Ella se lanzó a mis brazos y siguió llorando. Yo ya no entendía nada y empecé a pensar que ella no quería estar conmigo. La duda empezó a hacer mella en mí y un escalofrío que ella notó, trepó por mi columna.

– “Idiota, insensible, baka, miserable… Quiero” – ¿Que? Dijo ¿“Quiero”? ¿Yo acaso escuche bien o fue producto de mi imaginación? Baje la mirada para comprobar lo que imagine y me estaba mirando con una sonrisa plasmada en sus labios y aun con varias lágrimas agolpadas en sus ojos, de pronto, se lanzó hacia mí y no pude más que abrazarla con todas mis fuerzas.