ranma

Una hermosa propiedad de típico estilo oriental estaba inmersa entre modernas casas, se podía apreciar desde la calle el letrero que indicaba “Escuela de Combate Estilo Libre Saotome – Tendo”, atravesando el portón, un pequeño pasillo con pequeñas piedras alrededor, la puerta se encuentra entreabierta, algunos murmullos se escuchan desde el piso de arriba. A pesar de los años, el lugar parecía congelado en tiempos pasados, aunque con algunos detalles de modernidad en los artefactos electrónicos. Una pequeña campanilla suena movida por la suave brisa, los peces del estanque se agitaron, algunas gotas salpicaron el césped. Un poco más allá estaba el imponente lugar, mostrando su esplendor, la sabiduría y la experiencia de las historias vividas en cada uno de sus rincones..

– “Vamos, apresurate, tenemos que irnos temprano y tu aun sin moverte”

– “mmm”

– “¿Prefieres que vaya yo?”

– “mmm”

– “Tu lo quisiste..”

Sin más, salió de la habitación y se encaminó a la planta baja con una bella sonrisa en su rostro. Como habían cambiado las cosas con el paso del tiempo, no lo podía creer.

Preparó el desayuno con diligencia y lo colocó en dos bandejas. Tomo la primera y volvió a entrar en la recamara que había abandonado minutos antes. Dejó el desayuno en la mesa de luz y acarició suavemente a la persona que estaba en la cama.

– “Te traje el desayuno” – un murmullo fue nuevamente toda su respuesta – “Son las 7 de la mañana, y si no te cambias, no vas a llegar para su primer día de clases” – de pronto emergió de la cama su alarmada ocupante

– “¡¡¿¿POR QUE NO ME DESPERTASTE ANTES??!!” – una gota salió de la cabeza del muchacho y suspiró.. ¿desde cuando se habían cambiado los papeles?

– “Te desperté.. no te quisiste levantar”

– “Oh dios, no llego, no llego..” y salió tropezando con las sabanas en dirección al baño que tenían en la habitación para asearse. El salió con toda la paz del mundo a buscar la segunda bandeja, total, hasta que la dormilona terminara de prepararse tenía un rato.

Con una sonrisa en sus labios, ingresó suavemente al otro cuarto. Posó la bandeja sobre el escritorio que tanto recuerdos de su adolescencia le traía y de a poco abrió las cortinas para dejar ingresar la luz de la mañana. Se sentó en la cama y acarició a la pequeña criatura que ahí descansaba.

– “Hana-chan, despierta, te he traído el desayuno” – una pequeña niña abrió sus ojos azules con destellos grisáceos lentamente.

– “mm.. buenos días papi”

– “Buenos días pequeña, ¿dormiste bien? ¿ansiosa por tu primer día de escuela?”

– “¡¡Si!! Ya quiero ir” – la pequeña se levantó de un salto de la cama y abrazó a su papá con fuerza – “¿Y mama?” – Una gotita se formó en la nuca de Ranma al pensar en eso.

– “Esta desayunando, esta mañana le costó levantarse”

– “Papi, papi, antes de ir a la escuela, ¿podes seguir contándome la historia de ayer?”

– “En la noche, antes de dormir prometo seguir con la historia, pero ahora desayuna y ponte el uniforme que se va a hacer tarde para tu primer dia” – Sin mas, salió de la habitación de su pequeña hija para ir a ver a su esposa. Entró en la estancia que compartían y ahí la vio, a la mujer de sus sueños, lista para salir y con una sonrisa de ángel, misma que había heredado su pequeña niña.

– “¿Ya está lista Kohana-chan?”

– “Claro, la deje cambiándose” – Ella se acercó a su marido y poniéndose en puntas de pie le dio un tierno beso en los labios

– “Gracias por tu desayuno, estaba delicioso” – el sonrió y ella lo miró extrañada – “¿que?”

– “Es raro que ahora la dormilona seas tu” – Ya no se aguantó más y rió abiertamente ante la mirada de furia que le dirigía su esposa.

– “No tientes tu suerte..” – El muchacho de la trenza se rió nervioso

– “Vamos, vamos, que Hana-chan ya debe estar lista” – Tomó de la mano a su esposa y salieron de su habitación para ir a buscar a su pequeña hija que ya se asomaba por el pasillo, corriendo hacia su madre que la levantó en vilo ni bien la vio.

– “Buen dia mami”

– “Buen dia princesa, ¿ya estás lista?”

– “Claro que si” – Akane revolvió el pelo de la pequeña que rió gustosa ante el gesto de su mamá. Los tres salieron del Dojo caminando hacia la primaria donde la pequeña iba a asistir.

– “¡¡Ran-chan!! ¡¡Akane-chan!!”

– “Hola Ukyo” – Ranma se agachó hasta quedar a la altura del pequeño que venía de la mano de la cocinera – “Hola Shun, ¿como estas?”

– “Buenos dias Ranma-niichan, Akane-oneechan” – saludaba alegremente el pequeño – “¡¡Hana-chan!!”

– “¡Shun-kun!” – los niños pronto se pusieron a charlar y los adultos caminaban cerca para cuidarlos

– “Así que hoy también es el primer día de Kohana, imagino que está contenta”

– “Anoche se durmió tardísimo” – rió un nervioso Ranma recordando todas las historias que le tuvo que contar a su pequeña antes de que cayera rendida en los brazos de Morfeo.

– “¿Y Ryoga?”

– “Se quedó atendiendo el local, no podemos andar descuidandolo” – sin darse cuenta ya habían llegado a la institución, entre abrazos y saludos, los pequeños ingresaron y los adultos emprendieron el camino a casa.


 

– “Papa, quiero que termines de contarme la historia” – el muchacho suspiró resignado y arregló las mantas de la pequeña

– “¿Donde me quede?”

– “En que los abuelos los querían casar”

– “Tienes que ser mas especifica, eso paso cada día de nuestras vidas por más de 3 años..” – una gotita surgió de Kohana y no pudo evitar imaginarse a sus abuelos en plan de casamenteros.. aunque conociéndolos, no era tan difícil de pensar.

– “mmm…” – la niña se quedó pensando – “Habían terminado la demostración en la primer competencia que asistieron”

– “Ahhh si…” – Ranma se quedó rememorando y volviendo tantos años atrás – “Fue complicado frenar a tus abuelos desde ese momento.. se habían empecinado con que debíamos casarnos”

– “¿No querian casarse papa?”

– “Es un poco más complicado que eso, no queríamos casarnos cuando a ellos se les ocurriera”

– “¿Los abuelos siempre hicieron eso con ustedes?”

– “Y mas cosas tambien” – interrumpió Akane, quien pronto se sentó en la cama junto a su esposo e hija – “Ellos solo querían lo mejor, el problema eran sus métodos”

– “La abuela y las tías tuvieron mejor suerte”

– “¿Por que papá?”

– “Porque ellas solo dejaron que las cosas siguieran su curso, y no nos empujaron. Al final todo resultó bien y los abuelos pudieron tener las escuelas unidas”

– “Y a su heredera” – Akane revolvió con cariño el pelo de la pequeña – “Tu eres esa heredera”

– “Pero los abuelos siempre dicen que quieren un heredero…” – una pequeña sombra se reflejó en el rostro de Kohana

– “Jamás pienses eso, heredero o heredera, eres nuestra hija, y vas a hacer lo que tu quieras, así sea practicar artes marciales o no, sin importar lo que tus abuelos digan”

– “A mi me gusta practicar con ustedes”

– “Pero tienes que hacerlo porque te gusta, no porque alguien te obliga”

– “Lo se mama, ¿Y algún día voy a ser tan buena como papa?”

Ranma intentó contestar pero una mirada fulminante de Akane lo detuvo en seco.

– “Claro que sí, seguro que hasta le ganas y todo”

– “Si, si.. seguro” – Agregó Ranma bajito, solo para ganarse una nueva mirada asesina de parte de su esposa

– “Papá, papá, ¿me vas a enseñar? Quiero ganarle a Shun-kun”

– “¡Claro que si!”

– “Bueno Hana-chan, ya es hora de dormir..”

– “No mamá, por favor”

– “Vamos.. vamos..”

– “Una sola historia mas, por favor…

– “Mañana, vamos, acuéstate, ya es hora de dormir” – la pequeña por mas puchero que hizo no logró convencer a su mamá para que le contara otra historia. Pronto la dejaron acostada y salieron de la habitación dejando a su hija descansar.

– “Llegó carta de Mousse” – estaban acostados en el lecho que compartían desde hace varios años..

– “¿Que dice el pato?”

– “Que pronto va a venir a visitarnos, anda por las Islas Filipinas camino a Japón, dice que nos va a traer algunas armas para el Dojo”

– “¿No fue a China al final?”

– “No. Dice que no quiere volver, aun le duele lo de Shampoo”

– “No lo culpo, pero creo que fue lo mejor”

– “Para él si.. ella no se si alguna vez te quiso a ti de verdad, incluso no se si alguna vez quiso a alguien”

– “Siempre pensé que terminarían juntos a pesar de todo”

– “Ya ves.. han pasado más de 6 años y aun el no se recupera, realmente la quería, pero ella..”

– “Su orgullo le ganó, nunca se pudo recuperar y así terminó” – Ranma reflexionó sobre lo sucedido – “Quien te dice, no todo está dicho”

– “Puede ser” – ella se acurrucó en los brazos de su esposo – “¿Te imaginabas que esto iba a terminar así?”

– “¿Así como?”

– “Ryoga y Ukyo con un niño, Mousse viajando por el mundo, Shampoo desterrada y perdida..” – ella hizo una pausa para mirar a su marido – “Nosotros. Juntos. Con Hana”

– “Yo tenía claro que quería estar contigo, aunque eras la prometida fea” – por ese comentario se ganó un pellizco – “Auch, que poco romántica eres”

– “Vos te lo buscaste..”

– “¿Vos te imaginabas esto?”

– “No, me lo imaginaba un poco distinto” – ella se levantó un poco de su posición para poder mirarlo a los ojos

– “¿Como?”

– “Con dos niños”

– “A-chan.. ya vendrá..” – abrazó con fuerza a su esposa – “No perdamos la esperanza”

– “Ya vino”

– “¿Quien vino?” – ella solo lo miró y sonrió.. su esposo no era muy despierto que digamos

– “Estoy embarazada”

 

Nada mas se podía pedir para que todo fuera ideal. La familia se agrandaba, un nuevo niño o niña vendría a sus vidas, todo era perfecto en su maravillosa imperfección.

Porque no los había abandonado los problemas, simplemente se habían acostumbrado a lidiar con ellos. Juntos. En familia, en la escuela de Combate Libre Saotome – Tendo.

 

19502817_m

November 7, 2013

Clase Final

Una hermosa propiedad de típico estilo oriental estaba inmersa entre modernas casas, se podía apreciar desde la calle el letrero que indicaba “Escuela de Combate Estilo […]
November 7, 2013

Clase Final

Una hermosa propiedad de típico estilo oriental estaba inmersa entre modernas casas, se podía apreciar desde la calle el letrero que indicaba “Escuela de Combate Estilo […]
November 4, 2013

17. Luciernagas

Los personajes no me pertenecen, son de la genial Rumiko Takahashi Finalmente el día había llegado. Elegí con esmero mi atuendo, cepille mi ahora largo cabello […]
September 4, 2012

Solo un momento, fic de Ranma

Pequeñas historias, momentos, flashes en la vida de estos dos particulares personajes. Humor, una pizca de drama, romance.. entretenidos, cortos, simples, concisos. http://www.stillforyourlove.com.ar/fan-fics/nodoka-fics/solo-momento/ Ya hay 4 […]