Capítulo 1. A quien le importa

 

1
 
Este fanfic es dedicado a mis amigas Chris (kitten_suby) y a mi amiga Paty C. (Naiko Li) Ambas súper fans de Ygo y que me animaron a escribir algo de esta serie.
 
Este fanfic es de clasificación MAYORES DE 13 AÑOS.
 
 
 
La noche está bastante avanzada, pero no me preocupa. Y no me preocupa porque no necesito descansar, ni dormir, ni mucho menos. Supongo que es la parte buena de ser una mente virtual..
 
¿Cuál es la mala, se preguntarán?
 
Tener el trabajo que tengo. Por una promesa hecha a mi hermano, porque Mokuba es mi hermano -aunque haya quien lo niega- y todo porque él me hizo prometérselo antes de marcharse. ¿Qué, cuál es la promesa que hice?.. una, una que nadie hubiera hecho y que no me complace en lo más mínimo, pero es un pedido de mi hermano, y pues, no me pude negar.
 
Mi trabajo es vigilar a Seto Kaiba, en lugar de Mokuba.
 
¿Verdad que la vida puede ser estúpida?
 
En mi caso es una vida virtual.. pero, como sea. Lo es. Mi trabajo es estúpido. Y ganas me dá de hacer una pataleta. No niego que a veces puede ser divertido analizarle, pero en realidad me cuesta más trabajo cada día ocultarle las cosas a Mokuba, para que no se inquiete demasiado. Aunque igual lo hace porque Mokuba conoce tan bien como yo la "agradable" personalidad de su hermano mayor como para no sentirse inquieto.
 
Además que Seto y yo.. no somos el epítome de la amistad ni mucho menos.
 
Me tolera.. y le aguanto. Lo cual es mucho decir, porque mis pequeñas manos metálicas muchas veces hubieran querido romperle el cuello en estos años. Y no, no por la propiedad de la Corporación Kaiba, sinó por la forma que tiene de hacer las cosas. Se supone que debería estarle agradecido por haberme dado un cuerpo propio, pero él y yo somos conscientes que de buena gana de haber sido por Seto, me hubiera erradicado como un virus molesto de computadora.. 
 
Y lo hubiera hecho en verdad, de no haber sido porque Mokuba se lo impidió. 
 
Tal vez por eso es que me colé en el sistema computarizado privado de Mokuba. Y no, no fue por sobrevivencia. El siempre me trató como un hermano y por eso le considero como tal, aunque al final se haya aprovechado de eso para pedirme que vigilara a mi insoportable hermanastro. 
 
Su hermano adorado. Seto.
 
Y no, no estoy celoso de Seto, por favor. Aunque suene irónico, le respeto.. porque el cuerpo que creó para mí -otra vez Mokuba tuvo mucho que ver- es una verdadera obra de arte. Ciertamente no creceré jamás y siempre seré un niño pero al igual que el hombre de hojalata o Pinocho, esta extraña posición me permite estudiar, reflexionar y analizar a los seres que se encuentran a mi alrededor. Y es fascinante. Soy muy afortunado, no vivo en un mundo virtual falso, problemas o no, lo que me rodea es real y cada día es una aventura. Eso, además, que cuando deseo mi mente virtual puede desconectarme de este cuerpo y como tal, tengo la privilegiada posición de poder ingresar a la red visitando a Mokuba en Norteamérica en sólo microsegundos, salvando cualquier distancia.
 
Aunque eso no ayuda cuando debo responder sus preguntas sobre Seto.
 
¿No se supone que una mente virtual tan brillante como la mía debe saber mentir?.
 
¡Rayos!, realmente soy un Kaiba, a Mokuba no puedo mentirle… y a Seto no me dá la gana de hacerlo. Le digo sus verdades aunque no le guste… ¡y luego dicen que el que hago pataletas de niño soy yo!.
 
Pero, volviendo a el menor de nosotros los Kaiba, él tiene ya 15 años y lleva casi un año de interno en este caro y exclusivo internado norteamericano, bajo la tutela de pedagogos famosos y rodeado de niños casi tan acaudalados como él. 
 
Y en realidad es un alumno… promedio. Aunque no es por falta de inteligencia, sinó porque lo suyo son los deportes. Puede leer sin pestañear los estados financieros de la empresa -que le llevo cada noche, por disposiciones de Seto- y aunque los comprende muy bien, no le interesan sobremanera. Lo suyo, a diferencia de su hermano mayor, es el aire y los elementos…
 
Mokuba quiere ser piloto. Y ya lo es.. en forma amateur. Vuela su propio jet, también es bueno en motocross, pero lo que él desea es ser piloto de formula 1. 
 
Ya saben, Indianápolis y cosas así.
 
Aunque debo decir que esto es un secreto. Ni siquiera Seto lo sabe. No niego que me complace tener la confianza de Mokuba hasta este punto, pero al igual que él me preocupa la reacción de su hermano cuando se entere. Aunque no sé que es peor. Si que Mokuba esté inquieto por que sus aficiones no sean del gusto de su hermano, o el hecho que Seto avanza cada día y a pasos agigantados hacia la autodestrucción.
 
Y aunque yo se lo indique, él no me hace caso en lo más mínimo.
 
Bien.. como si me importara.
 
Aunque en confianza.. debo admitir que si me importa. Porque sé bien que Seto es obra de mi padre y eso me hace sentir mal porque al vivir con él y saber cada noche -por Mokuba- lo que era antes que mi padre empezara a "educarlo" puedo ver que realmente la forma en que esa "educación" lo ha destruído, haciendo su vida totalmente miserable… al punto tal que aún con nuestro padre muerto él sigue destruyéndose porque en realidad su propia vida le importa un comino.
 
Su vida es Mokuba… no se considera a sí mismo más que como elemento que garantice la felicidad de nuestro hermanito, y ahora que Mokuba es ya casi un adulto su proceso de autodestrucción va cada vez más rápido. Como si se considerara a sí mismo un lastre innecesario para cuando Mokuba llegue a ser adulto.
 
Creo que en realidad, esa fue la razón para enviar a nuestro hermanito hasta Norteamérica. 
 
Bien, ayudó mucho el hecho que la chica con la que Mokuba se había enredado -amores a los 14, ja!- era realmente una pequeña y astuta cazafortunas tal y como Seto nos había advertido, pero ¿qué quieren que haga?.. yo no sé nada de relaciones amorosas y creí, tal y como Mokuba, que aquella niñita realmente estaba interesada en mi buen hermanito menor y no en su dinero.
 
ODIO.. cuando Seto tiene razón. Y creo que Mokuba también lo odió por tenerla, pero mi hermanito menor no puede evitar ser afectuoso, creer y enamorarse. ¡Y aquella chiquilla astuta sacándole dinero con las más viejas excusas! -que hasta yo creí, debo confesar con vergüenza- por eso el escándalo de los medios de prensa le afectó demasiado.. por eso Mokuba aceptó de buena gana la idea de Seto de enviarlo interno a EEUU.
 
¡Ey!, que no todos tienen un corazón virtual como yo. 
 
O no todos somos Seto.. que tiene el corazón en algún lado del cuerpo -tiene que estar allí, supongo- aunque jamás lo use o sólo lo haga cuando se trata de Mokuba.
 
Pero volviendo al punto.. estoy aquí, esperando, dentro de la pc de Mokuba a que regrese de esa fiesta -¿fiesta escolar en mitad del semestre?.. hhmm deberé regañarlo de nuevo- para mostrarle los estados financieros otra vez y callándome por supuesto que mi arrogante hermanastro trabaja 19 a 20 horas diarias.. y que lleva días sin dormir.
 
Sospecho que si a Seto le permitieran decidir, él hubiera preferido ser un ser virtual como yo; pero.. ahora recuerdo que también debo llevarle mi hermanito las novedades de sus amigos. 
 
Yuugi Motou y compañía.
 
Bien que me he tomado la molestia de investigar todos y cada uno de los pasos de esos tontos durante estos años… y todo para darle la mejor información y la más detallada a mi hermanito.
 
Hmmm.. que tarde es.
 
¡Condenada fiesta!… Mokuba bajará sus calificaciones y estaremos en un gran problema, ¿por qué se demora tanto? hace algunas semanas que le está pasando algo raro…
 
¡Oh, no, que no sea lo que estoy pensando!
 
* * * * * *
 
Mokuba Kaiba se dejó caer sobre su cama con gesto casi eufórico y sin encender las luces de su habitación, pero en ese preciso momento su laptop -que estaba revuelta entre sus ropas de cama- se encendió automáticamente y el rostro infantil y rodeado de cabello verdoso de su "hermano Noah" apareció ante él con un gesto preocupado..
 
– "¡Mokuba!, son casi las 2 de la mañana!, ¿Dónde has estado?"
 
– "Ah…. Buenas noches Noah. Lo siento" -murmuró el adolescente en forma mecánica, aún esbozando aquella hermosa sonrisa con la que ingresó a su habitación- "se me hizo algo tarde.."
 
– "¿Algo?" -si hubiera podido saltar con todo y laptop, Noah lo hubiera hecho- "¿Qué te está pasando?"
 
El menor de los Kaiba soltó una risa.. una limpia y alegre risa. De esas que jamás Noah había visto soltar a Seto Kaiba.
 
– "Nada… bueno, sí. Me siento feliz" -aceptó- "me siento muy feliz Noah… tanto, que creo que no hay noche mejor en todo el mundo, ni quien pueda estar más feliz que yo" -el chiquillo pensó en su hermano mayor y sonrió de nuevo- "aunque en esta noche.. extraño a Seto como nunca, ¡como nunca Noah!, ¿crees que puedas avisarle que se comunique conmigo?, no es igual, y realmente quisiera abrazarlo pero me siento feliz, sé que tú estás bien y quiero saber que él está feliz en casa"
 
– "Eh… Seto no está en Japón Mokuba. Te lo dije ayer, está en Alemania y no me quiso llevar .. o al menos mi cuerpo (para variar), está firmando unos papeles importantes.. ya sabes como es. Pero me conecto con él en la red y…"
 
– "No.. mejor no. El cambio de horario puede afectarle, y quizá esté dormido. Es importante que él descanse"
 
Noah soltó un leve suspirito desde la pc. No pensaba decirle a Mokuba que acababa de discutir con Seto en la red hace algunas horas porque el empresario de diecinueve años llevaba dos días sin dormir. De modo que se interesó los siguientes veinte minutos en desviar la charla hacia el estado de radiante felicidad que observaba en el menor de los Kaiba.
 
– "Eh…. bien, es algo embarazoso" -Mokuba estaba totalmente sonrojado- "y no sé cómo te lo tomes, pero… ¡es que hoy tuve mi primera vez Noah!"
 
– "¿Primera vez?.. ¿de que?"
 
– "Pri… primera vez. Tu … tu sabes"
 
– "No, no sé" -replicó Noah- "por eso te pregunto.. ¿primera vez en que?, ¿en que deporte nuevo te metiste por primera vez?"
 
– "Ejem… no fue ningún deporte" -Mokuba estaba ya rojo como un tomate- "hoy….hoy he hecho el amor por primera vez Noah"
 
– "¡¡¿QUE?!!, ¿estás hablando de… de SEXO?"
 
Mokuba asintió. Totalmente sonrojadito.
 
– "¡ESTAS LOCO!" -saltó Noah desde la pc- "¡¿cómo es que..?, ¿pudiste?.. ¿con quien?… ¡oh, no sé que decirte!… ¡no soy alguien calificado para hablar de estas cosas contigo.. o con nadie!" -se alteró- "mejor me contacto con Seto y…"
 
– "¡No Noah, espera!.. por favor. Mejor no lo hagas. Ya sabes que Seto se pondrá paranoico y empezará a temer que me haya contagiado de alguna enfermedad o querrá investigar a mi novia y…"
 
– "¡¿TU NOVIA?!"
 
– "Sip. Mi novia" -Mokuba sonreía tanto, que fácilmente hubiera hecho un comercial para alguna pasta dentrífica- "ella…. ella y yo, lo hicimos hoy"
 
– "¡Esto es una locura!, ¡un escándalo!.. ¡Tu hermano vá a matarte por haberte expuesto así con una chica de la que no sabemos nada!" -Noah estaba alteradísimo.. y también algo sonrojado, vaya- "eh… ¿no te irás a enfermar de algo verdad?, tu sabes… ¡esas cosas son peligrosas!, ¿ella es sana?, ¿están seguros que todo..?"
 
– "Cálmate Noah. Ya estás reaccionando igual que Seto, si lo supiera" -se sentó, lanzando un gran suspiro- "y antes que te pongas histérico te diré que sí: fue hermoso. Tierno, dulce… y dolió un poco también.. a ambos"
 
– "¡¡¡¿Dolió?!!!" 
 
La cara de ignorancia de Noah era todo un poema y Mokuba no pudo evitar soltar la carcajada. No era común que su hermano adoptivo desconociera algo, pero decírselo a Noah era una especie de ensayo para cuando Seto lo supiera, así que se lo explicó. Además. Noah era para él una especie de hermanito menor… muy sabio, pero menor al fin, porque si bien analizaba como adulto era un niño en sus afectos.. tal vez porque había muerto físicamente muy joven y su mente razonaba aún en esos aspectos como salido de la infancia.
 
– "Sip. La verdad que sí. Y también estaba muy nervioso, no lo dudes. Ella tampoco lo había hecho antes, y me asusté mucho cuando ví la sangre, pero aunque ambos no sabíamos más que la teoría nos dejamos llevar…. Y todo salió bien"
 
Noah Kaiba estaba atónito.
 
– "Pero.. ¿no es peligroso?.. tu sabes.."
 
– "No, descuida. No soy estúpido Noah. Soy un Kaiba. ¿temes que cometa el mismo error de la vez anterior, enamorándome de una chica a la que sólo le importa mi dinero?"
 
– "Disculpa que dude… yo creo en ti y tampoco soy como Seto, que no confía ni en su sombra, pero… ¿cómo estas tan seguro de lo que dices?"
 
La sonrisa de Mokuba se amplió.
 
– "Simple Noah. ¿Qué cómo sé que ella me quiere a mí y no a la fortuna Kaiba?.. simple y práctico: ella no sabe quien soy"
 
– "¿Cómo?, ¿ella ha estado contigo y no sabe como te llamas?"
 
– "¡Tampoco es que ella sea una cualquiera!" -saltó Mokuba- "pero… con lo que me pasó antes… bueno, le mentí sobre mi nombre, le dí un nombre falso, ella ignora que es novia de un Kaiba"
 
– "¿Y que te hace estar seguro que no lo sabe?, los negocios de tu hermano aquí son tantos como en cualquier lugar del mundo… el nombre de Corporación Kaiba es demasiado conocido"
 
– "Por eso ella no sabe que me llamo Mokuba Kaiba. Cree que soy Mokiya Mikami.. nada más"
 
Noah estaba cada vez más confundido.
 
– "¿Te inventaste un nombre?.. ¿porqué ese?" -Mokuba se encogió de hombros restándole importancia a ese detalle, y con una curiosidad realmente infantil Noah continuó- "¿No le parecerá raro el nombre?.. esto es Norteamérica y.."
 
– "No, no le parece raro. He sido tan cuidadoso y paranoico como el propio Seto en cubrir mi rastro, pero no puedo disimular que sé comer comida japonesa y otros detalles que delatan mi nacionalidad de modo que para no caer en contradicciones, no la negué. Además ¿de qué serviría?, ella también es japonesa"
 
– "¿Cómo?, ¿una japonesa aquí, en Norteamérica?"
 
– "Hay una gran colonia japonesa Noah. Y ella emigró aquí siendo apenas una niña… tiene un fideicomiso heredado por sus padres que cubre sus gastos, pero estudia en una escuela pública" -miró la cara de escepticismo de Noah- "no te asustes… ya te dije que me porté como lo haría el propio Seto en esto. No fue correcto, lo admito, pero investigué todo de ella y nada… es una adolescente de 14 años común y corriente, que sólo sueña con ser cantante o ir a Hollywood"
 
– "¿Estás seguro?"
 
– "Si Noah. Esta vez no haré que Seto y tú se preocupen por mí. Y lo mejor de todo es que sé que me ama a mí y no a los millones de la familia Kaiba; además lo de hoy no lo planeamos, pero fue maravilloso" -se sonrió, notando la incomodidad de Noah- "lo siento. Y hoy no leeré el estado financiero porque prefiero que me cuentes cómo le está yendo a Seto en Alemania, si sale al fin con alguien… ¡porque las mujeres mueren por él!. Casi me desmayo cuando lo ví en la revista "people" en la lista de "los hombres mas sexys del mundo" y "los hombres más deseados", ¡fue muy divertido!"
 
– "Te aseguro que a tu hermano no le divirtió saberlo.."
 
– "¿Cómo?, ¿leyó esas revistas?, ¡que bueno que al fin se está aligerando un poco!"
 
– "¿Bromeas?, se lo dijo una periodista durante la rueda de prensa y él le espetó "yo no leo esa basura" con su tono de siempre. ¡La pobre chica casi se infarta del susto!"
 
Mokuba frunció el ceño. No era tonto ni mucho menos y se daba cuenta perfectamente hace tiempo.. que Noah le estaba ocultando cosas. En realidad se las figuraba, pero el hecho que su hermano por adopción eludiera siempre la vida sentimental o social de Seto como tema de conversación sólo le confirmaba el peor de sus temores: la vida sentimental o social de Seto Kaiba no era mencionada por Noah porque era nula.
 
Y lo peor era que nada que él pudiera decir o hacer podía disuadir a su terco hermano mayor, de modo que pedirle a Noah un trabajo que ni él podía conseguir se le hacía muy injusto. Además que el carácter de Seto no era precisamente miel sobre hojuelas y desde que su hermano mayor se retirara de la arena de duelos -antes de que él viniera interno a la escuela norteamericana- no había forma de que Yuugi Motou y sus amigos lograran distraer a Seto, siquiera con la excusa de los duelos.
 
Y no es que Yuugi no hubiera intentado hacer amistad con Seto, le constaba. Pero otra vez el carácter de su hermano entraba en escena..
 
– "Ese maldito complejo de erizo que tiene.. siempre apartando a los demás de él" -suspiró.
 
– "Ya lo conoces.."
 
– "Por cierto Noah… me dijiste que averiguarías cada paso dado por Yuugi y los otros, con todo pequeño detalle.."
 
– "Pero es de madrugada.."
 
– "Mañana no iré a clases. Descuida"
 
– "Pero Mokuba.. es algo largo, además hay cosas que no son tan importantes para ti.. ¿a quien le importa..?" 
 
– "¡Me importa a mí Noah!… me importan mis amigos, las personas a quienes aprecio, me importas tú… y creo que a ambos, nos importa sobre todo Seto"
 
– "Mokuba, sabes que Seto y yo no nos llevamos…"
 
– "Lo sé.. pero le aprecias, porque ustedes se parecen más que en el aspecto. También son demasiado brillantes los dos. Y sé que te sientes algo culpable por lo que… por todo Gozaburo le hizo pasar" -Noah no dijo nada- "pero no es tu culpa Noah. Además, Seto se vengó de tu padre.."
 
– "Si hasta yo lo he hecho Mokuba. Ambos sabemos lo que era mi padre.."
 
– "Como sea.. eso es pasado. Seto también te aprecia, aunque nunca lo diga y eres lo bastante listo como para darte cuenta, pero ahora empieza: estoy ansioso de saber de Yuugi, Joey, Tristán y de todos….. y en esta ocasión no evitarás decirme la verdad sobre Seto, Noah… no bromeo"
 
Si Noah Kaiba hubiera tenido el cuerpo de un niño normal hubiera empezado a sudar…
 
– "Además… me ofreciste que averiguarías todo sobre aquella persona…" -Mokuba se puso serio al continuar- "tu sabes… sobre aquel a quien nosotros decíamos Yami, aunque Yuugi me confesó la última vez que lo ví que su nombre era Atemuh. Porque ese era el verdadero nombre del espíritu del rompecabezas del milenio"
 
– "Eh.. no ha sido fácil… de hecho, eso fue lo que me demoró Mokuba" -con todo, Noah parecía contento de volver a temas que conocía… esas cosas sobre romance dejaban su mente infantil muy confundida- "Es complicado seguirle los pasos a un faraón de hace tantos y tantos milenios, cuya existencia parece estar fuera del tiempo y no figura en la historia"
 
– "Por eso confié en ti para brindarme esos datos Noah… empieza con lo que sabes, por favor"
 
Continuará…
 
El fanart que ilustra el capítulo es de: http://janime.net
 
Próximamente: Cap 2. Estoy aquí
 
Nota de la Autora: Como ya indiqué, aquí mezclo el anime y algunas cositas del manga, más imaginación. Por eso es que tenemos a Noah. Espero no haber escandalizado a nadie con el asunto de la iniciación sexual, pero las estadísticas actuales indican que los adolescentes empiezan a una edad promedio de 14 a 15 años a tener vida íntima. ¿Ya ven por que este fic no tiene calificacion apto para todos?.. y eso que empiezo. Pero, con todo, creo no haber dicho nada que cualquier adolescente actual de 14 años no sepa.. o incluso los menores, seamos realistas.
 
Cualquier duda, comentario o tomatazo, por favor dirijanlo a mikki_chan01@yahoo.com