Prologo – Visión de nuevas noches

Gotterdammerung0

El viento azotaba feroz, hasta el punto casi de estrellarse con la faz de las personas que caminaban por el sombrío lugar aquella noche. La luna brillaba inusualmente, dando toques irreales a las figuras que se deslizaban por el desierto sitio en una hora tan poco acostumbrada. La soledad y el silencio parecían ser el común denominador en el lugar, mientras cierto toque casi fantasmagórico se adueñaba lentamente de las personas que se encontraban allí esa noche clara de luna llena.

No era que ellos temieran la oscuridad… o las tumbas. No lo era. Pero esa noche había logrado salir de su mutismo y sus piernas le habían llevado hacia el único lugar donde sabia que debía estar…

Porque todo eran mentira, e iba a descubrirlo.. todo una burda y estúpida mentira. ¿Verdad?

¡¿Verdad?!

La alta y elegante figura -real- de Loki avanzó en medio de la oscuridad pero los ojos verdes se abrieron desmesuradamente cuando aquella tumba se irguió antes su propia faz, como si se burlara de él, como si le escupiera en el mismo rostro que no, que no era mentira, que nada de eso era mentira… que ni siquiera él, siendo dios de los engaños y argucias podía escapar de aquella verdad.

– "Loki-sama.." -murmuró Yamino, a sus espaldas, notando la impresión que la tumba causara en su padre, que continuaba estático ante ella, sin moverse siquiera- "por favor Loki-sama, no se atormente así.."

– "¡Daddy!" -murmuró Fenrir, que tenía la cola gacha y expresión inusualmente contrita- "por favor daddy…"

– "…….."

– "¿Loki-sama?" -dudó Yamino.

El silencio se hizo eterno… pero Yamino no insistió. Los minutos pasaron, lentos e inexorables pero el propio dios de la mentira se sentía inmóvil y aplastado bajo el peso de aquella verdad..

¡No, no podía ser cierto!

¡NO, NO Y NO!, ¿cómo podía serlo?, ¿cómo?.. 

Se estrujó la cabeza con las manos, sintiendo sus propios movimientos lejanos y ausentes.. su mente, cuerpo y sensaciones estallaban en dolor.. dolor profundo y lacerante, un dolor inenarrable que ni siquiera había sido tan cruel en él ante la partida de Hell. Lagrimas saladas como perlas, cayeron de sus ojos mientras su mente explotaba en recuerdos veloces que le hacían daño, y deseó morir con todas sus fuerzas… Morir para dejar de sentir. ¿Cómo alguien podía sobrevivir con un dolor como aquel que él sentía?

¡Maldita su inmortalidad..!, si alguien tuviera la más mínima compasión por él le agradecería tremendamente si su existencia terminaba en ese instante. La angustia, el dolor… los recuerdos… todo pasó y lo golpeó sin piedad dejándolo insensible y lejano a lo que pasaba a su alrededor, ¿cómo podía importarle lo que lo rodeaba si dentro de él sentía que le estaban desgarrando el alma?

Salió de su aturdimiento al notar que era conducido hacia la salida del cementerio a trompicones por el siempre afectuoso Yamino -Fenrir guiaba a su hermano menor abriendo paso- pero a Loki no podía importarle menos. Su mente estaba aún ante aquella lápida… sus ojos verdes estaban aún detenidos en la contemplación de su propio dolor. ¿Así era como se sentía sufrir?, ¿por qué, porqué tuvo que pasar todo esto?

– "¿Quien es?" -ladró Fenrir en ese instante, mientras Yamino detenía sus pasos sintiéndose muy aprehensivo ante el intruso, por el estado de su padre- "¡muéstrate de una vez que sé que puedes entenderme!" -ladró de nuevo Fenrir, amenazador.

La figura de Narugami se hizo visible a la luz de la luna y Yamino lanzó un leve suspiro de alivio.

– "Ah.. estaban aquí" -murmuró el dios del rayo a modo de saludo- "¿ya… ya la vieron?"

– "Ah.. si, Narugami-san" -asintió Yamino.

– "Lamento llegar tan tarde… pero ya saben, los trabajos de tiempo parcial son así" -Fenrir asintió al igual que Yamino, pero la mirada de Thor era dura al mirar a Loki- "bueno… espérenme antes de marcharse ¿quieren?. Voy unos minutos y regreso"

– "Como diga, Narugami-san"

Envolviendo la casi catatónica figura de Loki en una mirada que parecía un reproche, el dios del rayo se marchó, pero cumplió su palabra. Algunos minutos más y estaba de vuelta, aunque durante todos esos minutos Loki no había dado señales de vida pese a los esfuerzos de Yamino y Fenrir. Permanecía allí sentado -donde Yamino lo había acomodado- con el rostro casi inclinado, oculto entre las sombras.. sin responder a las palabras de sus hijos..

– "¡Por eso yo no quería que viniera!" -protestó Fenrir- "ya sabía que daddy iba a ponerse así.."

– "Aunque hubiéramos querido detenerlo, no hubiéramos podido niisan" -suspiró Yamino, mirando el rostro de su padre muy angustiado- "como si todo esto no hubiera sido suficientemente terrible ya , pero.. ver a Loki-sama así… yo.."

El afectuoso ayudante de la Agencia de Detectives Enjaku se deshizo en lágrimas mientras Fenrir también trataba de controlar las suyas. Ambos estaban también muy dolidos. Habían tratado de dar muy fuertes pero lo cierto era que también estaban muy heridos por lo ocurrido y..

– "¡Alguien viene!" -ladró Fenrir enérgicamente de pronto, enjugándose el llanto- "¡¡¿quién eres?!!"

– "¡Loki!" 

Al sonido de aquella voz desde las sombras, Yamino y Fenrir se pusieron sumamente alertas, colocándose ante su padre como una barrera infranqueable, dispuestos a dar su vida por proteger al dios de la astucia y la mentira ante el recién llegado. Y es que no podían equivocarse. Ambos conocían muy bien la figura pequeña y de pelo violeta del dueño de la voz. 

Aquel que siempre había sido el enemigo irreconciliable de su padre estaba allí, aunque sin su halcón.. y su propio tono era..

¿Algo extraño?

– "Por favor, Heimdall-sama… no deseamos pelear con usted" -murmuró Yamino, tratando de ser conciliador mientras la figura del rival de Loki se hacía más visible a cada paso- "es mejor que dejemos esto para otro día.."

– "Sí, porque si quieres pelea nosotros te daremos una paliza!" -ladró Fenrir, agresivo.

Pero Heimdall estaba algo raro. Caminaba algo dudoso.. y de hecho, parecía dudar en acercarse porque daba algunos pasos y retrocedía algunos, sacudiendo la cabeza como si tratara de convencerse a sí mismo que era mejor no estar allí en ese momento.

– "Hmmm" -refunfuñó frunciendo el ceño, acercándose, luego de varias dudas- "Loki, no creas que esto me hace gracia pero… ¡por Odin!" -balbuceó muy bajito casi para sí- "ese imbécil pagará por haber tenido que humillarme de esta forma por su culpa"

– "¿Heimdall-san?" -dudó Yamino, perplejo por la actitud indecisa del casi siempre beligerante dios.

– "¡Si das un solo paso más te morderé, y no lo dudes! ¡ggrrr!"

– "Espera un poco niisan*. ¿Heimdall-san?.. ¿le sucede algo?"

Heimdall apretó los puños, tragándose su dignidad de mala gana y eso angustió a Yamino. Lo que quiera que el dios quisiera hablar a su padre debía ser muy serio, porque Heimdall no era de los que hablaban en paz -y mucho menos a Loki- a menos que algo realmente GRAVE lo obligara a ello.

– "Loki.. ¡por los malditos gigantes de hielo**!" -blasfemó Heimdall irritado, pero con cierto dejo de preocupación en la voz- "no me hace una estúpida gracia pero necesito que vengas a la casa de inmediato… ¡no tengo la menor idea de que hacer con el imbécil aquel y!"

– "¿Que haces aquí Heimdall?" -se sorprendió Narugami, volviendo en ese momento y mirando a su medio hermano con sospechas- "¿que te traes esta vez?'"

– "No es nada contigo grandísimo idiota" -le insultó el otro, mirando a la figura de Loki, aún inmóvil entre las sombras- "y no voy a hacer nada, creí que ya había quedado claro con lo de Hell, así que lo que menos necesito escuchar son tus reclamos"

Narugami frunció el ceño e intercambió miradas sorprendidas con Yamino y Fenrir, pero Heimdall continuó, mirando a Loki.

– "Escucha Loki… ¡oh, por el mismo hogar de Hell***!" -blasfemó de nuevo antes de añadir- "necesito que vengas a casa porque ya no sé que hacer con ese estúpido; no es que yo te necesite….. pero tú eres mucho más imaginativo para con ese pelmazo"

– "¿Estúpido?, ¿pelmazo?" -repitió Narugami uniendo ideas de pronto- "¿que pasa con Freyr?"

– "Está de un grado de imbecilidad subido, eso pasa. No ha dejado de llorar desde que lo supo y ahora anda mudo y sólo mira al piso.. ni Freya, el cerdo tragón o yo podemos sacarlo de esa postura de "soy de piedra" que ha adoptado"

– "¡Freyr-san!, ¡por supuesto!" -repitió Yamino, entendiendo todo de pronto- "él también debe estar muy mal Narugami-san"

– "¡Daddy!" -murmuró entristecido Fenrir, llamando la atención del resto.

Ante el asombro de los demás la luz de la luna iluminaba el regazo de Loki.. húmedo. Y ante el pasmo general todos vieron caer lágrimas mudas en ese instante.. ¡Había estado llorando todo ese tiempo, hundido en sus recuerdos y en el silencio!

– "¡¡No puede ser verdad!!..¡¡ no puede!!" -balbuceó el dios de la mentira, débilmente, con el rostro oculto entre sus mechones de cabello- "¡no puede ser verdad!"

Heimdall estaba pasmado. Nunca, ni en la muerte de Hell había visto a Loki tan destruido como esa vez, Yamino y Fenrir tenían el corazón roto por su propio pesar y por el dolor de su padre, pero Narugami estaba empezando a ponerse furioso..

– "Si lo hubieras evitado.. nada de esto hubiera pasado" -dijo muy bajito el dueño del martillo encantado- "si sólo lo hubieras evitado no estaríamos aquí.. ¡por Odín, esto es un maldito desperdicio!, ¡puro desperdicio!" -se enfadó- "esto no tiene remedio pero me enferma, ¡me enferma por lo injusto que es!, ¡todos lloramos y sufrimos pero no arreglamos nada! ¿y quien es feliz con esto? ¡nadie!"

– "Te equivocas.. Odín es feliz" -dijo Heimdall- "si Loki sufre, Odín es feliz"

– "Creí que tú también" -saltó Thor.

– "Quizá lo sería.. pero el idiota está…. poniéndome de nervios, ¡por el hogar de Hell!"

Yamino sonrió levemente, sintiéndose mucho más tranquilo en ese momento; y es que pese a las circunstancias ahora estaba seguro de algo: Heimdall había dejado de odiar a su padre aunque eso no lo hacía su amigo, en realidad el irritable dios estaba tan inquieto esa noche por la condición de Freyr..

Después de todo… Heimdall estaba acostumbrado a las "idioteces" del dios de la fertilidad, quien era su mejor amigo. Aunque esto último era algo que Heimdall no confesaría ni bajo tormento; pero cuando todos dudaban que hacer la pequeña figura de Skuld se hizo presente y la menor de las norms no lograba disfrazar el temor en su rostro..

– "¡Loki-sama!" -murmuró entristecida, mirando a Loki sufrir en silencio ante sus ojos- "¡oh Loki-sama, cuanto hubiéramos querido evitar todo esto!, ¡Urd neesan**** y Verdandi neesan trataron pero… ¡oh pobre Urd neesan!" -lloró.

– "¿Que pasa contigo norm?" -le espetó Heimdall bruscamente.

– "¿Que le pasó a Urd-san?" -inquirió Narugami.

– "Una legión de walkyrias***** atacaron nuestra casa por órdenes de Odín-sama" -lloró Skuld- "Verdandi neesan y yo logramos escapar pero Urd-neesan está bajo el poder de Brunild******"

– "¡BRUNILD!" -saltaron todos los presentes, a excepción de Loki.

– "Si" -hipó Skuld- "además… esto que pasó, lo provocó Hagen-san*******, por orden de Odín-sama. Brunild.. ella se lo dijo a Urd-neesan cuando se la llevaba y Verdandi y yo lo escuchamos. ¡Lo que pasó NO FUE un accidente de automóvil!, Hagen-san intervino directamente por orden de Odín-sama ocasionando que.." -dudó por un segundo pero al fin lo dijo- "bueno, que el automóvil se despeñara y… ya saben"

Narugami, Yamino y Heimdall intercambiaron miradas angustiadas y nerviosas -Fenrir bufó unos cuantos ladridos furiosos y maldijo a Odín al menos seis veces- pero fué Yamino quien sugirió tratando de sonar como lo haría su propio padre en un caso como este -si Loki no estuviera tan aturdido por el dolor- y explicando que era mejor que todos los dioses hicieran un frente común en prevención a futuras acciones de Odín.

– "¡¡¿Crees que él nos atacaría?!!" -se asombró Narugami- "¡¡él.. el es mi padre y..!!"

– "También es el mío y me arrebató mi ojo sin ninguna consideración" -le espetó Heimdall con crudeza- "a ver si espabilas de una vez idiota. No creo que Odín esté muy feliz con nosotros seamos sus hijos o no; y ya ha probado antes que hará lo que le dé la gana, sin importarle pasar sobre nuestras cabezas"

Narugami lanzó un suspiro. Odiaba a Heimdall cuando salía con sus ironías y le insultaba, ya era bastante con tener al siempre astuto Loki mofándose de él pese a ser su amigo y…

– "¡LOKI-SAMA NO!" -chilló la menor de las norms, llamando repentinamente la atención de los presentes hacia Loki.

– "¡¡¡¡Daddy!!!!"

Enfrascados en su charla, Yamino, Heimdall y Narugami habían casi olvidado a Loki pero éste, cuya mente estaba muy lejos durante todo ese tiempo, había distinguido pese a todo lo dicho por Skuld y una rabia inmensa había ido acumulándose en su interior en escasos segundos….

Odio, un odio profundo y terrible le desbordó finalmente mientras su poder creció en forma desmesurada ante el espanto, sorpresa, desconfianza y tristeza de los presentes. 

Mil momentos pasaron por su mente.. mil a la vez. Y la frase de Skuld también..

– "Hagen-san intervino directamente por orden de Odín-sama ocasionando que.. bueno, que el automóvil se despeñara y…"

Nada y todo explotaron en él.. ira, rabia y un deseo insano de venganza que puso sus ojos a brillar más rojos que nunca, mientras los demás retrocedían amedrentados, ante él.

– "Nada tienen que hacer ustedes en esto" -replicó de pronto, mirando a los dioses y la pequeña Norm con el semblante muy serio y decidido- "esto es cosa mía, Odín ha querido mi cabeza hace tiempo y es el momento de darle lo que tanto ha querido" -se volvió hacia sus hijos- "¿vienen conmigo o no?, ¿que deciden?"

– "Nosotros siempre estaremos contigo Daddy" -replicó Fenrir, muy contrito, mientras Yamino asentía tristemente.

– "¡¿Que quieres decir Loki?!" -saltó Thor- "¡¿que te propones?!"

– "El Ragnarok… Odín se lo ha buscado" -replicó muy serio- "es hora de arreglar cuentas él y yo"

– "Pero, ¿no habías decidido tú quedarte por..?" -Narugami se detuvo en seco.

– "Ya no tengo nada porque quedarme en el mundo de los mortales" -un relámpago paso veloz por la mirada de Loki y Narugami apenas contuvo un temblor, él no era cobarde, pero ¡jamás había visto así a Loki antes!- "y si desean conservar la vida es mejor que se queden aquí por su propio bien" -advirtió.

– "Entonces, atacarás Valhalla" -murmuró Heimdall.

– "¡¡¡Pero Loki-sama…!!!" -gimió Skuld, asustada.

– "Arreglaré cuentas con Odín…. y no tendré ningún reparo ante quien se ponga en mi camino. Sea quien sea" -la voz de Loki, fría y lenta, parecía un puñal helado mientras el dios avanzaba fuera del cementerio, con paso decidido- "debí haberlo hecho antes….. así esto ¡esto no hubiera pasado!" -murmuró muy bajo- "pero permití que pasara…. .lo de Hell" -apretó los puños en medio del sepulcral silencio- ".. y ahora esto. Pero esto no voy a tolerarlo y Odín lo pagará, porque ahora.. ahora" -cerró los ojos, tratando de contener su dolor- "ahora que no está, ya nada me detiene más…"

– "¡No, lo que debiste hacer fué decirle la verdad!, " -saltó Narugami, tirando del brazo de su amigo, en un intento por detenerle- "¡Loki, no puedes hacerlo, no hacer esto!,.. ¿¡no entiendes que ella..?…., ¡ella no hubiera querido esto..!"

Loki se soltó del brazo del hijo predilecto de Odín como si este fuera un apestado y lo fulminó con la mirada. Su rostro era otro, su aura también y toda su inteligencia estaba ahora bajo un solo objetivo…

Iniciar el Ragnarok..

Narugami retrocedió. Atónito, y sin creer lo que veía… Este no era el Loki que él conocía..

No lo era.

Pero los hijos del dios de la mentira se le unieron en silencio, pese a todo. Narugami aún trató de retener a Yamino y a Fenrir ante la mirada interesada de Heimdall, pero ellos entendían muy bien los motivos de su padre. Lo entendían demasiado bien, por eso no pensaban oponerse. Ambos irían a su lado, como siempre, y aunque fuera a iniciar el mismo ragnarok, ambos no abandonarían a su padre. Después de todo, ellos tenían una hermana que vengar y… también estaban sufriendo mucho ahora, con lo ocurrido..

Si, dolía mucho. Hell había partido a sus propios dominios -de donde ya jamás podría volver a salir- pero con una expresión de alegría tranquila al comprobar que su padre sí la quería.. pero lo de ahora…

Lo de ahora, no era lo mismo.. ¡no era lo mismo!, ¡Odín había llegado demasiado lejos! 

Loki no dijo nada más al avanzar en silencio, mientras Skuld lo miraba con tristeza. La pequeña norm hubiera dado mucho para poder consolarle pero el odio del dios de la mentira había sido al fin liberado por el dolor y Narugami y Heimdall supieron entonces que Loki, como era ahora, lucharía a matar contra ellos o contra cualquiera que se le cruzara en el camino.. 

El Ragnarok.. al fin..

No habría marcha atrás.

Y es que lo que Loki anhelaba era olvidar.. olvidar lo que había visto en esa lápida esa noche.

Olvidar que Narugami tenía razón, olvidar que si bien Odín era culpable de lo ocurrido, él tampoco podía eludir parte de la culpa por no decirle.. por no decir directamente que se había quedado allí -en el mundo humano- por ella; y es que Hell le había dado la mejor lección: que la felicidad está siempre al lado de la persona más importante. Pero a él le había faltado… decir dos palabras.. Dos palabras, su verdad. En lugar de eso le había sonreído como siempre, le había mentido como siempre acompañándola en la ceremonia y le había despedido deseándole un "feliz viaje" aunque su corazón se sentía estrujado salvajemente mientras la veía partir del brazo de alguien más.

El Ragnarok empezaría.. y Odín pagaría. Quizás él también moriría pero al menos.. podría olvidar lo que leyó en esa lápida esa noche:

"Mayura y Koutaro Kakenouchi : aquí yacen juntos ambos tal y como partieron para el viaje de bodas donde les halló la fatalidad"

El cementerio, Narugami, Heimdall y Skuld quedaban atrás, Loki sentía que a cada paso se alejaba más y más de ello pero a sus espaldas una figura etérea de Hell procuraba salir del cementerio, tratando de retenerle..

– "¡¡No padre… no!!, ¡¡no permitas que pase!!" -le gritó Hell- "¡No permitas que esto pase padre!"

Esa voz.. ¿era Hell?, ¿también le pedía venganza?

– "¡¡¡¡¡No padre, NO!!!!!"

Súbitamente todo se tornó negro. Trató de voltear pero no pudo aunque escuchaba ahora sólo a Hell pidiéndole que evitara "todo eso"…

Pero entonces… otra voz se oyó a sus espaldas.

– "No te escuchará niña tonta. Lo único que lo detenía no existe más y el Ragnarok es su destino porque Loki, tu padre, era desde siempre, el único que podía vengarnos a todos de Odín y los suyos. "

Una carcajada, una sensación de vacío y súbitamente.. luz en su cara.

La pequeña e infantil figura de Loki se sentó en su cama mientras Ecchan le saludaba, Fenrir entraba corriendo hasta encontrarse en su regazo y Yamino abría las ventanas con una sonrisa.

– "Buenos días Loki-sama" -saludó el de las gafas- "¿durmió bien?"

– "Hai Yamino-kun" -asintió algo adormilado- "pero….. es raro. Soñé algo" -se tocó la cabeza con la mano derecha- "pero no recuerdo qué era" -dudó, sintiéndose inquieto.

 

Continuará…

 

Próximamente: Primera Noche: "Un dia a la vez"

 

Vocabulario:

– niisan* : "Hermano mayor" (textualmente, en japonés) .

– ¡por los malditos gigantes de hielo**!: los gigantes de hielo es una raza de la mitología nórdica, Heimdall maldice en su nombre porque.. bueno, es un dios nórdico ^^´, es como decir "!oh, diablos!" (sorry, como es un dios nórdico no veo a Heimdall maldiciendo bajo los cánones cristianos).

– ¡oh, por el mismo hogar de Hell***!: el hogar de Hell es el infierno. Es decir "!oh, por el mismo infierno! ^^´´´(otra vez, lo repito, dudo que un dios nórdico maldijera en cristiano, así que lo puse asi ^__^)

– ¡Urd neesan**** y Verdandi neesan: "Neesan" es "Hermana mayor". Ambas son hermanas mayores de Skuld.

– walkyrias*****: Miticas diosas menores de la mitología nordica, diosas de la batalla, guerreras divinas.

– Brunild****** : Famosa -y se dice que la más poderosa- walkyria de la mitología nordica.

– Hagen-san*******: No, no hablo del personaje de Saint Seiya, esta es una alusión al mítico Hagen, un poderoso guerrero mortal que aparece en famosos mitos nórdicos.

 

Nota de la Autora: Bien, este es una especie de prólogo de lo que se viene ^_^. Me dicen por allí que mis prólogos dicen mucho.. y este no es una excepción. El fic empieza desde donde termina el anime y como ven, ya empece con la referencia a la mitología nórdica. ¡Descuiden, iré explicando poco a poco!. Agradezco muy especialmente a la pagina de HEMULOKI -en ingles T__T- que me permitio encontrar imagenes y doujinshis preciosos (de alli viene esa imagen del principio, ¡y no plagio fanart ni grafico) Y MUY ESPECIALMENTE A MI AMIGA PATY C, QUE SE DIO EL TRABAJO DE AYUDARME A CORREGIR ESTE TEXTO.. GRACIAS AMIGAAA!. ^___^. ¡GRACIAS NUEVAMENTE POR LEER ESTA HISTORIA AMIGO LECTOR!..

Por si se preguntan lo inusual del titulo.. bueno, Gotterdammerung significa textualmente "el ocaso de los dioses" (tambien llamado Ragnarok), pero en alemán. Es la palabra usada por Wagner en una de sus obras líricas más famosas. ^_~

Cualquier duda, comentario o tomatazo, por favor dirijanlo a mikki_chan01@yahoo.com