Capitulo 1 – Inicio

Advertencias: Participación de varias naciones. Sorpresas varias.
Summary: del origen de las naciones.
Fanfic: Hetalia
Autora: Mikki_chan

¡Dedicado a mi amiga Nikki!

• Fandom: Axis Powers Hetalia.
• Claim: Inglaterra, Bélgica (Oc), mención de Suiza y Francia.
• Resumen: Que es cuando Inglaterra se entera de algo.. que se supone debió haber sabido.
• Notas: Gracias a diversas autores de fanfics, es que he conocido a los hermanos “Islas británicas”, asi que me puse a pensar (y recordando el libro “Guerra de las Galias” de Julio César).. este es el resultado de mis pensamientos..
• Disclamer: Hetalia pertenece a Himaruya, el resto a mí 3.

Capítulo 1. Inicio

Todo había empezado una tarde tranquila para Inglaterra.

Había estado deseando terminar ese bordado hace días, pero siempre surgía algo. Si no le llamaban del Palacio de Buckinghann, era el Primer Ministro, o revisar algún tratado. No es que le molestaran sus deberes, pero empezaba a obsesionarse con ese bordado ya que nunca lograba terminarlo; con ese objetivo había ordenado a su personal de servicio no permitir ninguna molestia y era por ello que estaba a dos puntadas de lograr su objetivo…

Así que suspiró feliz, casi sintiéndose realizado cuando…

– “¡Oh Inglaterra!! ¡No sé que hacer!! ¡¡¿Qué es lo que tiene en la cabeza?!!, ¡es un verdadero idiota!”

– “¡QUIEN TE CREES QUE ERES PARA INTERRUM….!” –el grito de protesta de Arthur cuando se clavó la aguja (por el susto) murió en sus labios al reconocer a su inusual visitante- “¡¡Auch!!.. ¡Bélgica!” –contempló a la rubia menudita y alterada, con sorpresa- “¿qué sucede?”

Quizá fue ver a Inglaterra clavándose la aguja del puro susto, pero Bélgica de pronto se calmó lo suficiente como para musitar, casi como si acusara:

– “¡Oh Arthur!, perdóname que entre así a tu casa! –suspiró con pesar, mientras Kirkland dejaba su bordado de lado y le ofrecía asiento junto con una taza de té- “¡pero es que no sé que hacer!, ¡es un idiota, un estúpido! ¡me está poniendo de los nervios!”

– “¿Qué es lo que pasa?”

Arthur acomodó a su visitante con interés y entendiendo al fin porqué la habían dejado pasar, después de todo había dado órdenes estrictas que de “no ser molestado” pero Bélgica era muy buena amiga suya aunque sus visitas eran lo que se podían calificar de “poco frecuentes”, motivo por el cual Francia -¡maldito wine bastard!- siempre le decía “el si amigos”… -había que admitir que casi no tenía ninguno- pero, se había desviado del punto.

… ¿Cuál era el problema de Bélgica?

– “¡Maldito sea Francia!”- bufó la pequeña rubia, sacando a Inglaterra de sus pensamientos- “¡¡es un perfecto imbécil!!”

– “No has dicho nada nuevo para mí, eso lo supe el mismo desgraciado día que conocí a la rana” –dijo con paciencia, antes de relamerse ante lo que, seguramente iba a ser una gran excusa para poder patearle el trasero a Francia ¡porque hacía tiempo que no peleaban y si había sacado de quicio a Bélgica debe haber sido por algo muy gordo!- “¿Qué te ha hecho el imbécil?” –espetó, sabiendo que de Francis se podía esperar lo que sea- “¿te conté alguna vez que el muy pervertido tuvo el descaro de proponerme matrimonio?”

La cara de Adelgonde se puso pálida de espanto.. tal y como Inglaterra esperaba..

– “Uh..” –musitó apenas- “¿en serio?”.

Ups. Quizás no debió haber sido tan específico…

– “¡OH NO NO!” –protestó con rapidez- “POR SUPUESTO QUE NO ACEPTÉ!, ¡claro que no! ¡¿acaso no me conoces?! ¡soy un caballero!” –se apresuró a aclarar- “¡jamás me ligaría con esa escoria de la humanidad!. Sólo te lo decía para que vieras hasta que grado llega su depravación y que nada de lo que me cuentes va a espantarme… ”

Adelgonde pareció quedar perpleja por un instante mientras los ojos verdes de Arthur la miraban expectantes, esperando que dijera alguna nueva barbaridad sobre Francis que corroborara más aún su particular visión sobre la personalidad de la nación francesa. Sin embargo, pasado ya el arrebato de cólera, los ojos azules de Bélgica de pronto miraban a Inglaterra con ciertas dudas… como si súbitamente no lo consideraran el país más adecuado para ofrecerle apoyo en su problema actual con Francia, aunque en un primer momento no había tenido ninguna duda.

– “¿Adelgonde? ¿Qué te hizo Francia? ¿vas a decírmelo?” –Kirkland estaba ya empezando a preocuparse- “¿o es que acaso no fue Francia y fue Holanda? ¡pero si ya reconoció tu soberanía en 1830!”

– “No, no, no es Holanda…. Es Francia. Estoy muy bien con Holanda, ya sabes. Sólo que…. creo que no ha sido buena idea venir a verte con este problema”

Arthur sonrió con arrogancia.

– “Bélgica, me conoces bien, tengo mucha experiencia lidiando con imbéciles como Francia.. aunque no porque hubiera querido” –añadió con amabilidad- “te lo digo y te lo repito: nada de lo que me digas va a sorprenderme..”

– “¿Estás seguro?”

– “Adelante”

Adelgonde Brussel contempló su taza de té con profunda atención por casi cinco segundos mientras Arthur sólo aguardaba cualquier palabra para proferir en sus acostumbrados insultos a Francia, pero mientras sus ojos verdes contemplaban con simpatía a la agradable y menuda figura de la rubia de largo cabello ensortijado, los ojos azules del país de los belgas lo miraron con atención antes de decir:

– “Hace mas de seis meses que nos había dado su palabra… y ahora no quiere ir. ¡Todo está listo y no quiere ir!. Lo peor es que yo no puedo obligarle y de entre los que conozco, tu si puedes y te lo agradecería mucho. Para todos nosotros será la primera vez que vayamos, y no podemos ir sin él.. ¡no podemos ir!”

– “¿Ir? ¿A dónde? ¿Quiénes?”

– “Pues… al reconocimiento a la memoria de Pére*, en Alise-Sainte-Reine.. ¿no lo sabías?”

Los ojos verdes parpadearon…

– “¿Reconocimiento a la memoria de quién?”

– “De Pére. ¿Quién más?” –Bélgica estaba confundida- “Arthur, sé que sabes francés aunque no lo hables jamás. Hablo de pére, padre… padre”

Tic, tac..

Ante el súbito silencio, sólo se escuchaba el reloj..

– “¿El padre de quién?”

– “El padre de Francis… … y mío”

– “………….”

Tic, tac.

Tic tac tic tac..

Una gruesa gota apareció sobre la cabeza de Adelgonde cuando vió las espesas cejas de oruga congelarse, mientras los ojos de Arthur habían quedado repentinamente en blanco..

– “¿Nunca te lo dije?” –musitó Bélgica, muy suavecito, temiendo que a Inglaterra le estuviera por dar un derrame cerebral de la sorpresa- “yo… me crié con Holanda desde que Francis y yo nos separamos durante la edad media, pero Francia y yo somos hermanos. Hijos del mismo padre..”

Ahora que Arthur lo notaba… Bélgica, pese a pasar tanto tiempo con Holanda.. tenía el cabello rubio y ondulado como la rana…

¡¿COMO ES QUE NADIE LE HABIA DICHO ANTES QUE LAS NACIONES TIENEN PADRE?!

Notas de la autora: Primer fic de hetalia!. Sé que es una sorpresa y que tengo un monton de fics pendientes, pero ADORO este anime (me ha hecho reir horrores! XD y personalmente adoro a Iggy) y el que escribiera un fanfic era cuestión de tiempo. En cuanto al hecho que Belgica sea “hermana” de Francia, las explicaciones van a caerle a Arthur y a todos nosotros cuando se devele la identidad de “pére” de la nación francesa XD. El apellido de Bélgica “Brussel” es la traducción de Bruselas (la capital de Bélgica) en holandés

Como siempre, comentarios, dudas o tomatazos a mikki.chan@gmail.com aunque es mucho mejor para mi ver sus opiniones en el grupo de "Crónicas Card Captors", ¡en serio, mejor escriban al grupo!.

Próximamente: Capítulo 2. Famille