Codigo Daidouji

Codigo Daidouji

A sus veintirés años, Tomoyo Daidouji ha sido educada bajo un ideal único: la perfección. Amabilidad, valor, dignidad, astucia y una actitud positiva pero realista son su código como parte de la familia Daidouji  y futura heredera de un gran emporio. Una máscara que Tomoyo sabe portar muy bien. Sin embargo, un día decide cambiar de rumbo para trabajar como maestra de primaria en la pequeña Tomoeda, una ciudad conocida por nadie, donde uno de sus alumnos, Ryusei Kinomoto, y su padre, Touya, se encargarán de poner a prueba cada dogma que ha aprendido hasta ahora.

1. Si vas a caer, levántate con dignidad
2. No especules, investiga desde la fuente
3. Celebra las fiestas con estilo
4. Nunca desperdicies la oportunidad de una buena alianza
5. Que tu vida profesional no intervenga con tu vida personal… ni viceversa.
6. No existe una situación desfavorable, sólo actitudes desfavorables
7. Siempre espera lo inesperado
8. Si sientes claustrofobia, sal de la caja
9. Si haces un pacto con el diablo, asegúrate de ganar
10. No dudes ante el futuro, porque nunca te preguntará si estás lista para él
11. Si alguien quiere pisotearte, alza tú el pie primero 
12. No llores sobre la leche derramada
13. No bajes la guardia, anticipa el contragolpe
14. Verano sin sol no es verano
15. Las tentaciones deslumbran bajo el sol, pero atacan de noche
16. Agarra al toro por los cuernos
17. No te fíes de nadie… mucho menos de un Daidouji
18. Calcula bien tus movimientos
19. Hay días malos, días peores y… “ésos”
20. No pierdas tu tiempo negando lo innegable
21. Aprende a detenerte antes de que sea demasiado tarde
22. Ten cuidado con las buenas intenciones de algunos
23.  Mantén la calma frente al peligro
24. Prepárate para lo peor
25. No todas las sorpresas son malas
26. Si vas a apostar, espera el momento y hazlo en grande
27. Los verdaderos amigos no existen: tarde o temprano alguien te traicionará
 28. Conoce los motivos de tu adversario
29. Identifica el momento de la retirada
30. Siempre hay alguien que espera algo de ti
31. Olvida todo lo que aprendiste