Capitulo 1. Mi madre y yo

Extrañas Coincidencias”

Por Crystal.

Basado en los personajes de CCS by Clamp. Hago esto sin fines de lucro y solo como entretenimiento.

Tomoyo Daidouji, considerará una fortuna dar con un hombre como Eriol Hiragizawa y en el lugar mas inusual de todos. Desconociendo que años atrás si se conocían pero ella no recuerda como alguien “importante” de su vida. En el pasado, lastimado por la mujer que era antes la chica de ojos azules, Eriol pondrá a prueba la frase “Ojo Por Ojo”, pero ¿Es posible que las cosas no les salgan a ninguno de los dos como ellos lo planearon?

*-*-*-*-*-*-*-*-*

Capitulo 1. Mi madre y yo.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Mi madre a veces no me conoce. Lo digo porque de seguro le pasa a la mayoría que vive junto a sus padres y a veces salen con las ideas mas inverosímiles y sin dar espacio a réplicas adjudican lo que les dicen o lo que leen, con la mas pura verdad”

¿No les ha pasado? Que un vecino o un conocido viene con un chisme a sus padres que ustedes hacen esto, hablan de aquello y resulta ser una mentira ¿Ya saben de que hablo? De aquel momento donde les dicen a sus padres que ustedes andan con tal persona, que han dicho algo indebido de otra o que ustedes dijeron que hicieron trampa en un examen y resulta que es equivoco”

Bueno en el mundo donde yo me encuentro ocurre todos los días. Más en las últimas semanas; pero empecemos por el principio pues entonces no comprenderán a donde me dirijo, que hago contándoles todo esto y que voy a hacer. Mi nombre es Daidouji Tomoyo. Tengo veintiséis años y soy una de las mujeres mas reconocidas en las revistas sociales de Japón y parte del oriente por dos razones; primero soy hija única y heredera de empresas Daidouji, la más grande de Japón en lo que se refiere a fabricación y manufactura de juguetes, principalmente en la categoría de electrónicas. ¿Recuerdan a Mattel? Bueno la parte de la electrónica que hacen que las muñecas cobren vida (Por así decirlo), que las computadoras tipo laptop de las marcas que ellos distribuyen, salen de nuestras fabricas y patentes. Que la empresa tuvo un crecimiento elevado el año pasado y el hecho que estoy dirigiendo la empresa que mi padre alguna vez soñó de camino a ser una de las primeras 100 en la revista Forbes es un orgullo. Pero ¡No! No miran estos logros que hace veinte años en manos de una mujer resultaban imposibles”.

El hecho que me vinculan las revistas amarillistas del oriente con otro potencial empresario pero esta vez de Hong Kong, quien resulta ser uno de mis conocidos más cercanos, es lo que llena las paginas de todos los diarios de Tokio.”

Escarbando en mi pasado, no he tenido una juventud muy feliz que digamos. Luego de graduarme de la Preparatoria y embarcarme en la universidad, no me reunía con personas fiables. Lo admito, el hecho que mi mejor amiga y prima llamada Sakura, tomara la carrera de arqueología y paleontología (siguiendo los pasos de su padre y con lo torpe que es a veces), y yo ir a estudiar negocios, nos distanció un poco aunque trataba de mantener contacto con ella. En aquellos tiempos andaba de fiesta en fiesta… buscando aquella relación que llenara mi vacío y el hecho que la transición de la preparatoria a la universidad no fue la mas feliz de todas… preocupaba a mis padres por mis apariciones en las revistas saliendo de discotecas y actividades de Tokio acompañada de los hijos de otros empresarios de alto calibre de Tokio y parte de Europa y aunque tomaba, nunca salía en las revistas diciendo que estaba borracha y mucho mas de ahí… a veces resultaba ser el conductor designado de aquellas salidas. Estaba todo bien, vivía mi juventud al máximo, poco importándome en aquel entonces lo que la prensa dijera de mi o mis amigos”

Entonces cuando un poco antes de un año en la universidad, mi padre murió.”

Fue un terrible golpe para mi madre, quien aun no se recupera de aquello, a pesar que fue hace tantos años. Creo que de ahí es que viene su actitud sobreprotectora conmigo en estos instantes… pero hablo de ello mas adelante. Concentrémonos al tema de la muerte de mi padre. Al principio, me convertí en la columna y sostén de mi madre quien no encontraba fuerzas para dirigir lo que mi padre tomó en sus manos; al mamá salir embarazada y dedicarse de lleno a criar a su hija… luego por costumbre, dejó las riendas completas de la corporación en manos de papá. Luego, por deber, por honor y por legado, me tocó tomar las riendas de la empresa… “

Aun sin terminar la universidad. “

Me tomó un año mas que la mayoría el concluir finalmente mis estudios, pero tuve que hacerlo olvidándome de la juventud, olvidándome que hay personas como yo que a sus veinte años, no se preocupaban por la subida o bajada del mercado… no se preocupaban como afectaba el petróleo los precios; simplemente se preocupaban por disfrutar de su juventud. “ “Tuve que enfocarme en otras cosas… despertando en mi la pasión por la empresa… por mi trabajo… “

Y olvidándome de todo lo demás. Incluso en aquel instante, mis amigos no coincidían con mi apretada agenda y mi calendario social se redujo a reuniones con los accionistas, con los directivos, cenas con potenciales inversionistas.”

Todos acompañados de mamá”

Mis amigos de juerga y de salidas se alejaron desde que nuestras prioridades se vieran en caminos opuestos”

Así que, en una visita esporádica a Hong Kong conocí a un hombre genial. Un hombre que no era perfecto para mí…”

Pero si a una persona que significaba tanto como una hermana…”

Pero mi madre no sabe esto último y les explico el porque ahora mismo: Al igual que yo, aquel sujeto Li Xiao Lang, sufría del escrutinio de su vida privada en el ojo público. Y llevar una relación sentimental para él, no era fácil. Se tenía que ser sumamente cuidadoso y debo de admitir que cuando lo invité a Tokio y éste aceptó fui honesta con él desde un principio: Deseaba que conociera a alguien especial y con quien sabía que tenía mucho en común. Él luego después de un tiempo tratándonos, fue honesto conmigo cuando me dijo que no buscaba esposa en China porque todas las mujeres eran iguales: veían la ventaja de casarse con un apellido como el suyo y que posee múltiples empresas y acciones en todo el mundo. Y había rechazado la idea de su madre de que le arreglaran el matrimonio, como solían hacerlo en caso de indecisión de la persona.”

No tuvo reparos en que le presentara a mi mejor amiga y prima Kinomoto Sakura. Ella se había graduado finalmente de Arqueología y aunque nunca le revelé mis intenciones (o las de Li), era más que claro cuando los presenté que había química entre ellos… pero el temor de Li con relación a la prensa, una vez Sakura se enterara de sus orígenes y de quien era en Hong Kong, decidieron mantener su relación en el mas estricto de los secretos, confiando solo en el criterio de los parientes de Sakura y por supuesto de mi madre y de mí.”

Los Li no sabían con exactitud con quien se relacionaba su hijo pues aunque realizaba viajes constantes a Japon. Y para nuestra satisfacción ha ocurrido lo que presentía: Shaoran le ha propuesto matrimonio a mi mejor amiga. Su alegría es mi alegría. Shaoran está muy enamorado de ella y viceversa. Tanto así que la siempre persistente y entregada a su trabajo Sakura Kinomoto, abandona la arqueología para mudarse a China con su esposo. Incluso tiene una propuesta de manejar un departamento de restauración en el museo de Antiguedades de Hong Kong. Tiene su futuro preparado”

Un futuro al lado del hombre que ama”

¿De donde viene la preocupación de mi madre? En el hecho que aunque sabe que Sakura y Shaoran tienen una relación, hemos mantenido en secreto que ellos se van a casar… Sakura y Shaoran me lo han revelado en la mas estricta confidencia a mi… pero no han dicho nada que se lo diga a mi madre… la boda será intima y apenas un par de invitados en el lado del chino. El padre de Sakura , su hermano y yo.”

¿Cómo lo se?”

Porque los tabloides dicen que Shaoran Li si está involucrado: y no precisamente con mi mejor amiga. Les explico: Lo he acompañado a todas las diligencias de rigor. Aún no se sabe cuando será la fecha de la boda, pero si Sakura y yo tenemos las mismas medidas, es más que obvio que me hayan visto entrar a una tienda de una famosa diseñadora de trajes de novias… y no es un tradicional traje japonés. He ido a una tienda de diseños occidentales, donde con una idea previa de mi amiga, hemos escogido entre ambas un diseño apropiado para la ocasión. Voy a llevar el traje conmigo por lo que he pasado a recoger. Aunque Li no lo ha visto, ha tenido la cortesía de acompañarme.”

“…y de ahí se ha soltado el pandemónium… la prensa dice que los planes de boda son con Li. Que la estrategia de unir dos familias tan poderosas cada una en sus mercados y las ventajas internacionales que esto nos proporcionan es el mejor acuerdo de negocios”

¡Un matrimonio un acuerdo de negocios: que ilusos! Un momento tan romántico en la vida de una persona, convertirla en una mera estrategia de negocios…”

No se que me molesta mas: que la prensa me vincule con un amigo como Shaoran (tomando en cuenta que esto desvía la atención de los medios a su verdadera pareja es una ventaja que prefiero colocar sobre la desventaja), el hecho que vuelvan un momento tan bello y definitivo entre dos personas en una estrategia de negocios (un acuerdo matrimonial como negocio mas que el lado romántico), o el hecho que me atosiguen a donde quiera que voy, haciéndome preguntas y queriendo saber cuando es el día de nupcias porque nadie parece saber nada…”

¿Y mi madre? La idea… la sola idea que me casara con un magnate como Li Shaoran y con su propio imperio a una mujer como a Sonomi Daidouji no debería de mortificarle.”

Sin embargo, está aterrada.”

Shaoran Li es una buena persona. Es un buen hombre… un caballero en todo el sentido de la palabra y sin embargo mi madre desde que la noticia se ha hecho pública (que unos fotógrafos me vieran entrando con él a la tienda de novias), no ha dejado de reclamarme que es un error… que no es el hombre correcto para mí… que piense en el futuro de la empresa… en mi legado… en todo lo que he construido en estos años. Simplemente porque de casarme con él, tendría que ir a residir a Hong Kong.”

No es el hecho que ella sabía en un principio que Li y Sakura tenían una relación durante la estadía de Sakura en Tokio y la cual fue mi idea. No es el hecho que Sakura está al otro lado del mundo y que posiblemente la relación se haya disuelto por las complicaciones y la distancia… que tal vez he traicionado la confianza de mi amiga… o simplemente no le ha importado que me vincule con un hombre que la pretendía a ella; su terror está basado, que piense que la abandon y es lo que mas me duele…”

¿Qué con mi felicidad? ¿Qué pasa conmigo, mamá?”

Bueno ella no escucha razones. Y verle en esta situación en vez de entusiasmarme a revelarle toda la verdad me ha hecho guardar silencio. Para ella, me caso con Li Shaoran muy pronto y no está involucrada en sus planes. El vestido de novia estaba a mi nombre, ultimando detalles para desviar la atención de los medios, hay sitios reservados a nombre de Tomoyo Daidouji y una lista de bodas falsa que un solo invitado no ha confirmado… y es porque no hay invitados. Todos los detalles de lugar están a nombre de Tomoyo Daidouji. Ya estoy acostumbrada a estar frente a la prensa y acostumbrada a las preguntas sensacionalistas…y no respondo nada públicamente. Igual Li quien mantiene un hermético silencio, incluso a sus parientes.”

En lo privado, Sakura y Shaoran me agradecen infinitamente que haga esto… ¿Qué no haría yo por mi mejor amiga?”

Incluso si eso significaba que me marcaran como la prometida de un hombre como Shaoran Li…”

“…aunque mi vida sentimental fuera un gran cero.”

Vivo su fantasía…”

Pero ¿Cuánto me faltaba para despertar a mi solitaria realidad?”

-A ver mamá… no te comprendo – Dice la joven después de cinco minutos de haber recibido a su madre en su habitación mientras terminaba de preparar unas maletas. – ¿Quieres que cancele mi visita a Sakura? ¿Por qué mejor no vienes conmigo?

Las pocas veces que Tomoyo ha viajado fuera del país, lo ha hecho acompañada de su madre. Así que es muy extraño que una viaje sin la otra. Tiene que ser algo muy importante y apenas la amatista o su madre, duraban pocos días (a lo máximo tres), lejos una de la otra.

En este caso, Tomoyo se ausentaba por espacio de unos diez días aproximadamente.

-Sabes que una de nosotras tiene que quedarse delante de las empresas Tomoyo… – Dice la mujer de cabellos cortos, ojos marinos y expresión gentil. Siempre impecable y viéndose mas joven de la edad que lleva, Sonomi Daiouji es símbolo de decoro, elegancia y sofisticación de las paginas sociales de Tokio. Tomoyo a pesar de ser una adulta hecha y derecha aun vive en su casa materna. – Además… tengo un mal presentimiento… no deberías ir a este viaje.

-Mamá por favor…

-No. Deberías quedarte en la ciudad y desmentir esos rumores que circulan.

-Por días me dices lo mismo – Con aquella delgada figura se voltea observando a los ojos azules (muy parecidos a los de ella). Aquella expresión de súplica departe de la autora de sus días. Su piel marmórea no refleja un solo detalle de enojo o molestia ante la actitud de su madre sobre sus planes de viaje. – No creo que unos días de viaje, visitando a Sakura me vayan a hacer daño. No le he visto en casi un año ya – Sonriéndole tenuemente para volver a empacar. – Tiene semanas invitándome a ese lugar donde se encuentra con el Señor Kinomoto y creo que es una buena oportunidad como cualquier otra para aprovechar y visitarle.

-Tú vas a entregarle la invitación de tu boda ¿No es cierto? – Negando con su rostro y una expresión mas sombría aun se posa en su mirada- Siempre pensé que ese hombre, Shaoran Li, estaba interesado en Sakura… pero siempre sospeché que era un error que ella se fuera a Túnez con Fujitaka. Y ustedes han abusado de su confianza… Ahora te casas con el ex de tú prima.

-¡Mamá por Dios! – Dice Tomoyo dejando caer un par de shorts en la maleta y volteándose decidida a su madre: nota como su mirada se vuelve cristalina por las lágrimas que luchan por salir de sus ojos. – ¿Cómo puedes creer a la prensa amarillista todo lo que publican? Tú sabes que exageran…

-No se que creer porque no hablas conmigo.

-Cada vez que trato de hacerlo, no estás muy resuelta a escucharme. Solo me reclamas que no quieres que me case con Li Shaoran. Cualquier otra madre estaría dichosa con semejante pareja… excepto tú. – Sonriendo y negando con su cabeza. – Solo tú.

-Él no es la mejor persona para ti…

-¿Ah no? ¿Quién lo es?

-Alguien de este país para comenzar.

Tomoyo se detiene de repente y la observa un instante. Toma una bocanada de aire y dice – Se que fue muy difícil para ti perder a tu mejor amiga, la madre de Sakura… luego perdiste a papá, pero no puedes retenerme a tu lado para siempre mamá… no es justo.

-¿Quién piensa en lo que es justo en mi caso? A veces me siento tan sola…- Dice de manera infantil y evadiendo su mirada para concentrarse enuna de las piezas de porcelana del tocador – Tú no lo haces…

-Si te lo estoy diciendo es porque lo estoy haciendo – Dice abrazándole por la espalda y le dice.- Vamos mamá… unos días a Túnez… vamos… te gustará ver a Sakura…

-No, no… deberías quedarte conmigo ahora… planea tú viaje para luego…

Tomoyo deja de abrazarle y prosigue en silencio a terminar de llenar su equipaje.- ¿Sabes, mamá? Ya vas a tener que dejar esta conducta tuya… es infantil ya.

-¿Cuál conducta?

-¡Esta sobreprotección! Te invito a viajar conmigo a un hermoso lugar por las fotos que Sakura me ha mandado y tú te niegas… No quieres que me case con Li Shaoran, pero tampoco decides a acompañarme y te enteres de las razones que si me hacen aceptarlo…

-No es para ti. No es hombre para ti.

Tomoyo niega con su cabeza terminando de cerrar la maleta que segundos antes terminaba de llenar.

-No voy a seguir discutiendo esto contigo mamá… – Moviéndose por el resto de la habitación viendo si algo le hace falta. El vuelo sale temprano en la mañana del siguiente día. –Razonar contigo en estos momentos es imposible.

-Entiendo… bueno, por lo menos puedo desearte un buen viaje… ¿No es así? – Dice Sonomi firme en su posición.

-Si, puedes hacerlo mamá. Ya lo hiciste.

Y Sonomi no dice más nada retirándose de la habitación.

———————————————–

-¿En Túnez?

-Así es. – Responde Li Shaoran hablando en aquel instante con su primo lejano y al mismo tiempo mejor amigo. Los ojos oscuros color café, centellearon sobre los azules que le observan visiblemente sorprendido a través de unas gafas de montura oscura. – ¿Acaso te da miedo?

Eriol Hiragizawa, alto, complexión de una persona que se ejercitaba pero no hacía de ello una obsesión mantiene una mirada relajada en el rostro de su primo. A pesar que tomaba sol cada vez que podía su piel era blanca y pálida aunque con tonos saludables. Shaoran Li por el contrario a su primo lejano y mejor amigo, posee una piel amarilla, típica de los chinos pero sus cabellos marrones oscuros le daban una complexión semejante a un dorado. Igual de alto que el hombre al otro lado de la mesa, siempre se destacaba por las artes marciales, baloncesto e incluso practicaba un poco de esgrima y tenis.

Eriol por su parte, era campeón en equitación, natación, esgrima y un poco de artes marciales.

-No hombre, pero vamos… ¿A quien se le ocurre casarse en Túnez?

-Solo a mí y a Sakura. Una vez lleguemos a Hong Kong ya casados, mis parientes no podrán tener objeción. – afirma con seguridad. Viendo la expresión de perplejidad, el varón añade.- Vamos Eriol: Son dos semanas en Arabia Saudita. (Ojo, Arabia Saudita esta cerca, pero no es tunez, es otro pais..) Un perfecto lugar para casarnos y que sirvas de padrino de bodas.

-Debe de hacer mucho calor.

-Nos acostumbraremos… Sakura lo hizo – Dice Shaoran dándole unas palmaditas mientras ambos compartían la cena en un lujoso restaurante de Japón. –Eres mi padrino de enlaces… lo justo es que participes.

-Ah que interesante… el siempre metódico y estricto Li Xiao Lang planea una boda a escondidas – aun impactado por la noticia. – ¿Se supone que debo de enterarme como has llegado a desarrollar todo este ardid?

-Con ayuda de Tomoyo…

-¿Tomoyo?

-Tomoyo Daidouji. La prima de Sakura… la heredera de Empresas Daidouji.

-Espera, si creo que he escuchado de ella. – Adjudicando cierta humildad en el conocimiento de aquel nombre y que rostro responde al mismo.

Sus recuerdos viajan años atrás…

Pero por supuesto, en aquel entonces, no se manejaban en los mismos círculos de amistades.

Ajeno a los pensamientos de su pariente, Shaoran prosigue-Y habrás leído de ella también…

-Es la mujer con la que la prensa te vincula.

-Así es. Ella ha estado manteniendo las apariencias de una supuesta relación para que la prensa no me vincule con Sakura en las veces que ha viajado aquí…

-No se como lo has hecho.

-Mi viaje a Túnez para pedir su mano a su padre fue algo que tampoco planeé y por suerte pude conseguir al salir de Hong Kong y volver en un asunto de cinco días. La prensa jamás se enteró porque aún no habían podido vincularlos directamente a ninguno… bueno eso fue hasta que me vieron salir de una tienda de novias acompañado de Tomoyo hace unas semanas….

Eriol mantiene silencio.

-Ya para cuando la prensa se entere de la verdad, estaremos casados y viviendo en Hong Kong. Y mis parientes no podrán negarse al matrimonio… sabes que pondrán impedimentos porque Sakura es extranjera.

-¿No han puesto impedimentos con Tomoyo?

-¡Claro que lo ha hecho! – Responde Li incrédulo que su pariente dedujera otra cosa. – Sabes como son los abuelos y los tíos: totalmente apegados a sus tradiciones. Mi madre para evitar discusiones familiares es capaz de ceder en todo como ha demostrado hasta el momento al proponer que ella me conseguiría una esposa idónea.

-Déjame hacerte una pregunta primito porque en verdad me dolería verte entrar en un compromiso tan serio como el matrimonio por mero capricho o por llevarles la contraria a tus parientes: ¿Esto no es algún intento de rebeldía de tú parte, cierto? ¿En serio amas a Sakura? ¿Tanto así para casarte con ella? Porque si esto no funciona, no solo será tú vida la que se arruinará… también la de ella.

-Eriol: Has visto a Sakura… la has conocido…

-Brevemente – Corrige el sujeto – y por video conferencia… Y no es suficiente para saber a que puedes referirte más allá de que es una mujer que exhibe una belleza envidiable.

-Es eso y mucho mas… tendrás dos semanas para conocerla en Túnez… a ella y a su prima Tomoyo…- Haciendo una pausa.- ¿Sabes? Es una extraña coincidencia que jamás hayas conocido a Daidouji. – Es una chica muy bonita y estudió negocios… como tú. Y en la Universidad de Tokio.

-El mundo es una aldea Shaoran pero no quiere decir que todos nos conozcamos. –Responde el sujeto evasivo y toma un trago de su bebida.- Digamos que nos movíamos en diferentes círculos en aquel entonces.

-Entonces la llegaste a conocer.

-Escuché hablar de ella… en su momento – Responde evasivo y no dando mas información. Dando por sentado aquel punto, agrega con una sonrisa divertida– Entonces será mejor que llame a alguna aerolínea para pedir un pasaje a Túnez…- Sonando un tanto dudoso, prosigue con una expresión de total estupefacción por las noticias- ¿Cómo rayos se compra un pasaje a Túnez?

-No se. Pero cuando fui a proponerle matrimonio solo estuve veinticuatro horas allá. El resto me la pasé viajando. Recuerda que tendrás que hacer escalas en diversos lugares. Ya cuando llegues, podrás dormir… Eso es si no te la pasas conociendo y de turista. Cosa que no dudo que hagas. El lugar es precioso. – Buscando algo en sus bolsillos al encontrarlo, lo coloca sobre la mesa ante el sujeto- No te olvides de estos…

-¿Es para mí? – Pregunta el sujeto con una sonrisa traviesa en su rostro tomando la caja de la mesa. -¡Que lindos son! ¡No te hubieras molestado! – Agitando sus ojos de una expresión femenina y coqueta, que puso nervioso a Li aunque sabía que bromeaba.

¡Eriol Hiragizawa para sus amigos era una caja de sonrisas y sorpresas!

-Claro que no tonto. Son las sortijas. Quiero que las lleves tú. Estarán más a salvo contigo… al menos, trataré de viajar bien ligero y no quiero que en aduanas me revisen y encuentren las sortijas… eso desataría una cacería de medios bastante incómoda. No quiero que me sigan a Túnez.

Eriol guarda el objeto en el bolsillo de su chaqueta diciendo de manera melancólica. – Quien me hubiera dicho cuando teníamos doce años, que te vería casándote antes de los treinta le hubiera llamado mentiroso.- Negando con su cabeza ya casi de manera infantil.- Para lo que te sirven las promesas.

-¡Ey! No es mi culpa. Teníamos doce años. En aquel momento todavía veíamos eso de matrimonio como algo lejano… aunque nos gustaban las chicas.

-Creo que fue culpa de tú prima. Siempre jugaba contigo a la boda desde que tenían cinco años- Sonríe Eriol de manera divertida al notar el ligero rubor que sube lentamente a las mejillas de su primo. –Ya pensé que te había marcado de por vida.

-Casi lo logra. No comprendía porque mis hermanas se casaban aunque luego pensé que eran tan empalagosas como Meiling, no tenía porque sorprenderme.

-¿Cambiaste de parecer con respecto a ello?

-Ya no tenemos doce años, amigo. Mas vale saber que es lo que queremos ahora y no cuando la oportunidad nos haya cruzado y no hayamos actuado.

-¿Es eso cierto? ¿Es por ello que no esperas al menos a los treinta años?

-Cuando tienes a la mujer indicada a tú lado… lo sabes hermano. – Sonríe Shaoran – Y me encantará ver el día que tú también des con la persona adecuada para ti.

Eriol niega con su rostro de manera decidida.- Lo siento amigo… no veo eso pasando en mucho, mucho tiempo.

-¿Qué tal la prima de Sakura? Daidouji es muy linda. – Afirma el joven Li sonriéndole tenuemente.-Es soltera… y es muy simpática. Mira que incluso es difícil para mí llevar amistades del sexo opuesto, y no fue tan difícil con ella. Lo único que lamento es que hasta ahora es que irán a conocerse. Tal vez descubran que puede ser que tengan muchas cosas en común.

-Dudo mucho que pueda tener algo en común con ella… pero gracias por las buenas intenciones. – Replica con una actitud seria que en verdad sorprende a su primo: porque hay algo tras sus palabras que percibe y al mismo tiempo, no tiene la menor idea de porque aquella respuesta.

Pero tampoco se da la oportunidad de indagar un poco mas.

 

————– Continuará.

Comentarios de la autora: ¡Aquí tienen como lo he prometido! El primer Capitulo de Extrañas Coincidencias. La verdad que veremos una faceta de Eriol Hiragizawa que no hemos conocido aun en las historias (al menos de las que tengo conocimiento), el joven británico tiene un pasado que conoceremos en los próximos capítulos. Por lo pronto les dejo con este “Aperitivo” en la introducción de la historia. Si quieren ver el Fanart que mi querida Sinussa ha preparado en esta ocasión, visiten su pagina en Deviantart (Sinussa con doble SS) y darán con su portafolios. O si lo prefieren, vean el índice de historia en la Página StillForyourlove(Punto)Com(punto)Ar donde también está publicada la historia.

Un millón de abrazos por haber llegado leyendo hasta aquí y si les interesa leer un poco mas, podrán hacerlo semanalmente (Si me atraso, no será mas de diez días) y por supuesto sus comentarios son bien agradecidos.

¡Hasta la próxima!