6- Que nos volvamos a ver

Los personajes de Card Captor Sakura le pertenecen al grupo CLAMP.
Gracias a Isis Temp. por prestar la imagen que inspiro este FanFics.

En su biblioteca personal, animadamente, se desarrollaba la charla entre los jóvenes. Se divertían poniéndose al corriente, en cuanto a viajes que habían realizado, anécdotas, y resultados inesperados que había producido un viaje en particular. El joven anfitrión les ofreció otra taza de café, sus invitados aceptaron; la joven se puso de pie, camino lentamente por la biblioteca en busca de un libro, el cual no encontró, se volvió a su anfitrión con una idea en mente.
-“Me encantaría conocerlos, seria interesante ¿No lo crees?”.
-“Puede ser…”.
-“No opino lo mismo ¿Qué tendría de divertido si lo mas emocionante ya ha pasado?”-intervino una voz masculina con descintres por el rumbo de la charla.
-“pronto serán las vacaciones de verano”- comento el anfitrión mientras acariciaba un gatito que dormía en su regazo.
-“¿Cuál es el fin? ¿Qué traman?”- se cruzo de brazos, mirando fijamente a la joven.
-“¿Fin…? no sabia que teníamos uno”-lo miro con falsa inocencia volviéndose al anfitrión-“¿O si?”.
El silencio reino por unos segundos en la habitación, los jóvenes se miraban entre si mientras sonreían, se conocían lo suficiente como para dar por hecho que algo traían entre manos.
-“Es un hecho entonces”-afirmo el dueño de casa-“en las vacaciones viajaremos”.
-“¿Es verdad Eriol volveremos a Japón?”-irrumpió alborotando, la forma falsa de la guardiana de Ruby Moon.
-“No Nakuru, este viaje lo hago en compañía de los gemelos Polatkan”-divertido por la escena, señalando a los jóvenes presentes.
-“No es justo y lo sabes, ¡Tengo que ir…!”-con una actitud casi infantil la joven mujer hacia una rabieta.
-“Lo siento pero ya lo decidí, por favor ahora acompaña a mis invitados hasta la puerta”-la voz del muchacho se torno repentinamente seria-“cuando regreses me traes la notebook, necesito enviar varios e-mails”.
La mujer dejo la habitación rezongando, mientras los hermanos contenían sus risas y se despedían de su amigo. Cuando la guardiana regreso coloco la computadora portátil con suavidad en el escritorio, pero al terminar con su encomienda salió echando indirectas que se dejaron de escucharse después del portazo que sacudió la mansión.
-“Ya se le pasara, es cuestión de tiempo”.
Se acomodó los lentes y comenzó a redactar los e-mails para sus amigos, donde comentaba el destino de sus vacaciones.
En Tokio dos jovencitas se abrazaban de la emoción al saber que su compañero de primaria visitaría la ciudad durante el receso de verano. La semana transcurrió veloz, sin que se dieran cuenta llegó el día de ir por su amigo al aeropuerto.
En una pista privada de aterrizaje descendían el joven ingles y los hermanos Polatkan.
-“Neylan es tu turno de hacer las cosas”-le dijo su gemelo.
La jovencita hizo un movimiento con las manos y en menos de un segundo un cuarto joven oriental se hizo presente en el lugar-un poco aturdido por haber sido telestransportado desde su China natal-rodeado por una niebla con brillitos en tonos celestes y azules.
-“¿Cómo has estado Hiragizawa?”-dijo mientras la niebla se dispersaba.
-“Shaoran por un minuto me sorprendiste, pero veo que no haz cambiado en casi nada”-estrecharon su mano, sin tiempo que perder presento a sus compañeros de viaje-”Neylan y Murat Polatkan un amigo, ah… y ella fue quien te trajo”.
-“Es un placer conocerlos”-comento el muchacho oriental.
-“Igualmente me han hablado mucho de ti, ¿Ese presente para quien es?”-pregunto Neylan.
-“Es para alguien especial”-se sonrojo al decirlo-“es un oso de felpa”.
-“¿Ese oso es para…?”-le pregunto Murat con interés-“Como el de la antigua costumbre que se hacia a mano, para obsequiar a la persona amada y si lo aceptaba era porque correspondía el sentimiento ¿Cierto?”.
-“Si”-respondieron al unísono Shaoran y Eriol.
-“¿Cómo se lo vas a regalar?”-adopto una pose de detective privado-“¿Has pensado algo especial?”.
-“No, seré espontáneo”-contesto el joven chino.
-“¿Es broma verdad Li?”-al hechicero ingles lo sencillo lo aburría-“mejor muéstranos como lo harás y te aconsejaremos, el romance es nuestra especialidad”-abrazo a Murat.
-“Bien pero no se burlen”.
-“Esto es para ti”-con el rostro sonrojado se volteo extendiendo su brazo y entregando una pequeña bolsa lila. Imaginando a la muchacha de ojos verdes y cabellos color miel.
-“¿Para mi? ¿Estas seguro?”-una voz femenina que se había acercado sin que él se diera cuenta.
-“¿Eh? Si…”-respondió mecánicamente mientras levantaba la vista del suelto sonrojado por la risas de su amigo y sus acompañantes.
-“Se ven tan lindos cuando se sonrojan ¿No lo crees Eriol?”-la jovencita con cabello gris y ojos azules sonrió mientras acercaba una cámara de video al rostro de los dos jóvenes que tenia en frente-“¡Esta el la mejor escena que he filmado!”.
-“¿Sakura, Daidouji? ¿Qué hacen acá?”.
-“¿Por qué la llama por su apellido?”-le pregunto en voz baja el genio a su amigo ingles-“¿No tienen confianza entre amigos?”.
-“Un momento…”-Shaoran se volvió a su antiguo compañero de primaria y a los Hnos.-“¿Me explican que sucede aquí y porque estoy seguro que Uds. tienen algo que ver?”.
-“Es verdad yo también estoy algo confundida”-acoto la joven que era filmada para disimular su vergüenza.
-“Querida Sakura, Tomoyo ellos son Murat y Neylan”-los presento con cortesía-“son genios mágicos”.
-“Es un placer conocerlos”-las aludidas parecían confundidas.
-“Aguarda Eriol ¿Genios? ¿Como el de la lámpara?”-dijo Tomoyo haciendo de lado la cámara de video.
-“Se puede decir…”-le contesto la joven genio.
-“¡¡Por favor no pregunten ¿porque no somos azules?!!”-el gemelo se rascaba la cabeza con un poco de incomodidad por ser objeto de observación de las jóvenes japonesas.
-“¿Cuándo llegaste Li?”-cambio de tema Tomoyo captando la incomodidad de los hermanos.
-“¡Cierto!”-salto la jovencita de ojos verdes-“¿No sabia que planeabas volver?”.
-“Sakura…yo…lo que…”-tartamudeo al verla desconcertada por su presencia.
Suspiro, reunió todo el coraje que poseía en ese momento, tomo su mano y la aparto del grupo mientras los otros conversaban.
-“Esto… es para ti”-con el rostro sonrojado se volteo extendiendo su brazo y entregando una pequeña bolsa lila.
-“Gracias”-Al abrir el regalo, se emocionó y abrazo a su interlocutor-“¿Lo hiciste tu mismo?”.
-“Si…”.
-“La felicidad no es una ilusión sino una elección ¿no lo crees?”-interrumpió Neylan apuntando a los jóvenes que se besaban.