4- Encuentro Nocturno

Advertencia: Los personajes de Card Captor Sakura le pertenecen al grupo CLAMP.
Gracias a Isis Temp por prestar la imagen.

Ya habían pasado 6 años desde que había atrapado aquella carta, todos habíamos crecido, no solo física, si no mentalmente.
Suspire y mis ojos se posaron en el libro de las cartas dentro del cajón, desde que capture esa carta ya no había vuelto a abrir aquel libro, sentía melancolía al recordar viejos tiempos, cuando yo era solo una niña de 12, ahora casi 18, tome el libro en mis manos y recorrí todas las cartas hasta llegar a mi favorita: La Esperanza.
-Shaoran-Pronuncie tan añorado nombre-
Tuvo que regresar a Hong Kong por asuntos del Clan Li, regreso hace 4 años y me pidió ser su novia, fue tan mágico el momento que no dude en abrazarlo fuertemente, no queriendo que se alejase de mi nunca más, pero los asuntos en el Clan Li no cesaban, el dudo en seguir en ello, sabía que tenía responsabilidades como el único primogénito de su padre pero pensó seriamente en renunciar a todo solo por estar a mi lado, yo le negué, le dije que habían demasiadas personas que dependían de él y que yo podía esperar por él. El me dedico una sonrisa cálida y me abrazo fuertemente agradeciéndome el apoyo que le daba y así partió.
El timbrar de mi celular me despertó, me había quedado dormida recordando momentos tan felices, mire el número y era Tomoyo.
-Hola Tomoyo-Salude desperezándome-
-¡Hola Sakura!, parece que te he despertado, lo siento-Se le escucho desanimada-
-¡No, no! tranquila, solo me quede pensando un poco-
-Piensas en Shaoran, ¿No es cierto?-Vaya, ella parecía conocerme más que yo misma-
-Sí, pensaba en lo que ocurrió-Mi voz se quebró por un momento-
-Justamente sabia que pensarías en el, por ello quiero invitarte a la Torre de Tokio, quiero pasar un tiempo contigo-Una duda entro en mi-
-¿Es que, a caso que ya te vas a parís?-Pregunte dudosa-
-Sí, mi madre ya aparto los boletos, partimos en dos días y quería pasar un tiempo contigo ¿Puedes?-
-Claro-Sonrió aunque ella no me vea-
-Sonreíste ¿Verdad?-A veces Tomoyo me da miedo con esas conclusiones tan acertadas -Bien, mi chofer pasara por ti mañana- ¿Ok? Ponte linda, quiero video grabar todo-Ríe divertida al igual que yo, las costumbres no cambian en ella-
Me pongo linda y salgo de mi habitación, en la mesa está sentado Touya.
-¿A dónde vas?-Pregunta mirando su café-
-Voy con Tomoyo-Le respondo con una sonrisa en mi cara-
-Estabien, pero no vuelvas tarde, las personas se asustaran mas si ven a monstruos en la noche-Paso de él y me dirijo a la puerta, es imposible que cambie, de pronto me toma de la mano y me hace verlo-
-Creo que ya no pareces un mounstro tan feo-Me sonríe levemente y deposita un beso en mi frente- Cuídate -Sonrió por su acto, la verdad es que es raro que me haga cumplidos-

-¡Sakura!-Tomoyo se acerca a mí y nos damos un abrazo-
-Hola Tomoyo-La saludo animadamente-
-Ven, vamos a una cafetería-Me toma de la mano-
Nos dirigimos a una, pero hay demasiada gente y mi mano se suelta de ella.
-¡Tomoyo!-Digo su nombre mirando entre la multitud, soy algo pequeña y no hay resultado positivo- ¡Tomoyo!-
Logre avanzar entre la multitud y llegar al punto de encuentro, sin embargo ella no se encontraba ahí busque en otras cafeterías o cualquier lugar donde Tomoyo pudiera estar pero no la encontré, logre observar una melena negra y la seguí, le llame y ella volteo pero desgraciadamente no era ella, aun así no me desaire y seguí buscándola ¿Y si le paso algo? ¿Si alguien la rapto? No, eso era muy descabellado ¿No?… pensándolo mejor ella es la hija de una mujer muy importante por lo que Tomoyo es un blanco fácil, mi corazón se agito tan solo pensarlo ¿Tomoyo donde estas? ¿Estás bien? ¡Rayos! No puedo ver nada.
Mi paciencia se ha agotado, corro de un lado a otro, son alrededor de las doce de la noche, tengo miedo, doy vuelta en una esquina y alguien me sigue, aprieto el paso completamente nerviosa, es un sujeto más grande que yo, no puedo verlo pero me sigue, mi corazón se agita y apresuro mas mi paso y en un momento de desesperación corro.
-¡Espera!-Me grita el sujeto, yo solo corro, empiezo a llorar, mis cartas las he dejado en el abandono… ahora que tanto las necesito no están conmigo, de pronto caigo al suelo sigo trato de levantarme pero me duele el tobillo, si, me lo he lastimado pero eso no es lo malo, el sujeto me ha alcanzado y esta frente mío pero no logro ver su cara por la oscuridad-
-¡Por favor no me haga daño!-Pido con lagrimas en los ojos, el bufo molesto y me tendió la mano para mi sorpresa-
-¿Cómo lastimaría a mi novia?-Se acerca a mí y es-
-¡Shaoran!-Me lanzo a sus brazos y sollozo levemente sin importarme mi tobillo-
-Perdón por hacerte esperar, parecía que nunca acabaría con los problemas del Clan-Me abraza y me toma entre sus brazos haciéndome sonrojar al igual que el-
Llegamos a un parque y él me sienta en una banca, sus mejillas se sonrojan levemente dándole un toque tierno entonces me extiende una pequeña bolsa rosa.
-¿Qué es?-Pregunto-
-A-ábrelo-Titubea mirando a otro lado-
Abro la bolsa y encuentro dentro una cajita negra, la abro y me quedo sin habla, el se arrodilla sonrojado totalmente.
-¿Q-q….qui…quieres casarte conmigo?-Mis ojos se agrandan y me lanzo a él-
-¡Sí! ¡Si quiero!-Pero aun falta algo- ¡Tengo que encontrar a Tomoyo!-
-¡Oh! ¡Se me acabo la batería!-Exclama una voz detrás de los arbustos de donde sale Tomoyo-
-¡Nos grabaste!-Me sonrojo completamente, ella asiente-
-Perdón Sakura, todo fue un plan de Shaoran desde el principio, el “Perderme” fue parte del plan ¡Ohh si! ¡Feliz cumpleaños!-Exclama divertida abrazándome-
-¿Cu-cumpleaños?-Pregunto anonada-
-Claro tontita, hoy es tu cumpleaños, Uff eres igual de despistada-Shaoran ríe divertido-