Clase 1: El arte de enseñar

Clase-1

Ranma sentado sobre el tejado, recapacitando lo que sus padres acaban de decirles estaba pensando como iba a hacerlo, al fin y al cabo jamás le había enseñado nada a nadie, al contrario, siempre a él le enseñaban y si esa enseñanza venía de su padre, era de una manera muy poco ortodoxa. Ya veía a todos los estudiantes del dojo corriendo por la ciudad de Nerima con una bola de acero atada a sus tobillos, no, mala idea. Tenia que pensar en otra cosa…

Debajo de donde el chico se está literalmente “partiendo la cabeza” encontramos a una enfurecida muchacha con el pelo azul noche cayendo a sus lados y con una cara bastante poco amigable. ‘Como se atreve ese engreído a llamarme torpe, como si yo hiciera todo mal, se que no soy tan buena como el, pero tampoco para que me lo diga de esa manera, Ranma no Baka’

Volviendo al chico del tejado, ya haciendo varias cavilaciones sobre como tendría que enseñar a alguien, ahora esa era su mayor preocupación, era una tarea difícil de asumir y por supuesto el increíble y fenomenal Ranma Saotome nunca daba el brazo a torcer ni se daba por vencido, esta no iba a ser la primera vez. Se colgó cómodamente en el tejado con la cabeza abajo y toco la ventana de su prometida, haciéndola sobresaltar y mirando un poco más enojada, si es que eso era posible.

– “Oye, ¿podemos hablar?” – interrogó él antes de que Akane le estampase algo por la cara por haberla interrumpido

– “Si no queda mas remedio” – Ella termino de abrir la ventana y lo hizo pasar a su habitación. –“¿Qué quieres?”

– “Eh… yo… solo… quería… ¿Qué vamos a hacer? Con… las clases… digo…”

– “OH… Pues tendremos que darlas, otra no queda”

– “¿Tu alguna vez diste clases? ¿Tienes alguna idea?”

– “Pues… ¡Claro que no! Pero… ¿No puede ser muy complicado, o si?”- Pregunta dudosa y mira a su interlocutor con una cara parecida a la de ella…

– “Depende, si no queremos que nuestros estudiantes vayan con bolas de acero pegadas a los pies al mejor estilo Saotome, vamos a tener que pensar en algo”

– “No nos va a quedar otra que hacer esto juntos, y que te quede claro, lo hago para no tener que casarme con un fenómeno como tu”

– “JA! Prefiero dar clases que casarme con una marimacho pechos planos”

El aura de Akane empezó a fluir y Ranma hacia ademanes con las manos…

– “Oye Oye, cálmate, no tenemos opción, vamos a tener que comportarnos o nos casan, cálmate oye”

– “Cualquier cosa con tal de no casarme contigo”- El aura comenzó a descender – “Pero ni se te ocurra hablar de mas por que me las pagarás”

Viendo la situación que tenían frente a sus narices, no les quedo otra que idear un plan de enseñanzas, niveles de los estudiantes, como los iban a entrenar, los ejercicios físicos que mejor se adapten para no aburrir a los alumnos y un plan para ir rotándolos. Una vez todo listo, solo quedaban las propagandas.

– “Papá dijo que con respecto a la plata y las propagandas hablemos con Nabiki”

– “oye, tienes razón, el problema que Nabiki nos va a cobrar por cada palabra que nos diga”

– “¿Acaso tu entiendes algo de finanzas y propagandas?”

– “Claro que… ¡NO! Pero prefiero invertir en algo que gastar el dinero en tu hermana pagándole los servicios”

En eso la puerta de la habitación se abre y entra una reluciente Nabiki, con una esplendorosa sonrisa y esos ojos que solo brillan cuando ve dinero al frente.

– “Yo puedo ayudarlos” – Aseveró – “Y considerando su situación… por un tiempo va gratis, cuando las ganancias sean estables un porcentaje será para mi como paga, si aceptan, yo me encargo de todo, ustedes lo único que tienen que hacer es dar clases, ¿Aceptan el trato?”

Las miradas se cruzaron, era obvio que esta pareja no entendía nada sobre negocios, así que ambos asintieron con temor en las miradas. Ya bastante les costo idear un entrenamiento razonable, pensar que les costo toda la tarde y ya casi era de cenar…

– “¡¡¡A comer!!!” – Indicó Kasumi con su voz angelical de siempre desde el piso de abajo.

Al día siguiente, gracias a la gran magnate de los negocios Nabiki Tendo, hermana mayor de Akane, en el Dojo, a la hora señalada, estaba lleno de aspirantes, que debido a las vacaciones de verano, no tenían mejor cosa que hacer, mas la oferta especial de Nabiki de un 2×1, era todo un éxito. Se podía observar a dos sensei con sus trajes de entrenamientos listos, parados al frente del dojo, frente a un gran tumulto de gente.

– “Mi nombre es Ranma Saotome” – Se hace un silencio generalizado en el dojo – “Por favor, fórmense en filas” – El barullo se extendió otra vez y una vez acomodados Ranma continuó – “Soy experto en combate categoría libre, pertenezco a la Escuela de Combate Categoría Libre Estilo Saotome” – Un gran oohhhh se escucho a través del recinto – “Ella es su otra maestra”

Akane hizo aparición al lado de Ranma, con una cara de nervios, él se lo había tomado seriamente y hasta lo miro con un poco de orgullo y envidia por mantener el control así y hablar tan firmemente.

– “Mi nombre es Akane Tendo y soy la heredera de la Escuela de Combate Libre estilo Tendo” – unas porras se escucharon y los gritos de potra, guapa y cosas así hicieron que Akane de unos pasos atrás y se sonrojara, ella miro a Ranma como pidiéndole que hiciera algo así que el continuó – “Por favor caballeros ahórrense los comentarios” – y susurrando le comentó a Akane – “Que bien sabemos no te mereces”

El aura comenzó a brillar y el garrotazo en la cabeza de Ranma era evidente, un silencio sepulcral se extendió en todo el Dojo, nunca vieron dos maestros así. Ella viendo como habían reaccionado todos, se apresuró a poner un poco de orden e indicar los primeros ejercicios.

– “Oye, contrólate, que tenemos que hacer esto todos los días y no voy a estar bancando cuota extra de golpes”

– “Y tu no me provoques, capaz de esa manera no la ligarías, Baka!”

Ranma apretó los dientes pero nada dijo, tenían que continuar, estaban haciendo cosas más importantes que pelear ese día.

– “Oye Akane… muéstrales la forma a ver que pueden hacer”

– “¡Si!”

– “Pongan atención todos, y repítanla exactamente”

Akane se puso en posición e inició con la más sencilla de todas las katas, Ranma estaba dando vueltas por el Dojo controlando lo que hacían los estudiantes y viendo aproximadamente en que estado se encontraba cada uno, no todos tenían las mismas destrezas ni habilidades. En eso Ranma se percata, había un error en la kata y todos los estudiantes estaban haciendo lo mismo, y en eso mira a Akane, esta marimacho era la que estaba cometiendo el error. Una vez finalizada, todos quedaron en filas esperando las órdenes de sus maestros.

– “Muy bien, ha sido todo por hoy” – Indico Ranma y Akane miró no entendiendo el porque de la resolución – “Creo que ha sido suficiente por un día, hagan los ejercicios de estiramiento y nos vemos en la próxima clase”

Una vez que el Dojo estuvo vacío…

– “Ranma, ¿Por qué los dejaste ir tan temprano?”

Y Ranma era un manojo de nervios, sudor y miedo… como decirle a Akane que había cometido un error y obviamente, no podía entrenar con ese tipo de errores porque todo seria un desastre… El pobre chico temblaba con solo pensarlo.

– “Akane…” – Indago nervioso el chico – “¿Hace rato que no practicas, cierto?”

Akane se gira y lo mira extrañada – “Si, mi papa desde que llegaste no me entrena seguido, yo vengo practicando por mi cuenta”

Ranma sudando a mares – “eh… si… se nota… eh….”

– “Ranma, ¿Cómo que SE NOTA?” – Y si, la furia empezaba a crecer solita… esta chica se enoja fácil

– “Akane, cálmate, ven, siéntate…” – Intento ser conciliador y ella aun con el enfado encima asintió – “No quiero terminar volando por toda Nerima por lo que te voy a decir, ¿entendido?” – El enfado aumento… y Ranma lo pudo notar claramente, pero ella seguía sentada, supuestamente tranquila – “Hiciste mal la forma” – Soltó de repente el chico cubriéndose con las manos y esperando lo peor – “¿uh?” – Viendo que nada pasaba levanto la vista y vio como el aura de Akane descendía y su cara se tornaba triste – “Oye, Akane, ¿Qué sucede?”

Los sollozos eran evidentes… y no había puesto mucho empeño en ocultarlos, al cabo de unos instantes, se secó las lágrimas, miro a Ranma, se le veía la preocupación en los hermosos ojos azules y contesto…

– “Antes de que tu llegaras, mi papa me entrenaba, no tanto como el tío contigo pero algo me entrenaba, yo podía hacer frente a los que querían pedirme una cita y eso lo hacia yo sola” – Se seco nuevamente las lágrimas – “Desde que tu llegaste, mi padre ha asumido que tu solo eras suficiente para llevar adelante la escuela, y como sabrás y habrás visto, yo solo entreno por mi cuenta, las artes son muy importantes en mi vida y quería mantenerlas, no me importa que mi padre no quiera entrenarme, el siempre pensó que era torpe, pero yo ponía todo mi empeño en aprender, y tan mala no era”- Nuevamente sollozos y lágrimas y Ranma miraba como su prometida estaba envuelta en un manto de tristeza – “El nunca me tomo en serio, y cuando llegaste tu, todo termino de empeorar, los pocos entrenamientos que mi padre hacia conmigo ya no los hizo mas y me dedique a hacer las cosas solas, perdóname Ranma por no recordar bien las cosas, lo siento” – Akane se limpió las lágrimas por ultima vez y una sonrisa pequeña, muy pequeña se esbozo en su rostro – “y ayer cuando papa nos dijo que tendríamos que dar clases, no iba a permitirte tomar nuevamente todo el cargo, era lo que yo mas quería, es mi oportunidad de ser útil y mostrarle a mi padre que puedo ser tan buenas como ellos” – tomo aire un poco – “o como tu… Se que nunca voy a dominar las técnicas que tu haces, pero lo quería intentar, ya no quiero ser esa torpe marimacho, por favor, quiero dar las clases”- y se arrodilló en forma de suplica. Ranma estaba atónito, no se esperaba que las cosas fueran así para ella, era muy duro.

– “Akane…” – ella seguía con la mirada baja – “Akane, por favor mírame”- de a poco esos hermosos ojos marrones se cruzaron con los azules y el sonrió ampliamente – “Yo te entreno”

 

Notas de la autora: Espero que les este gustado… Espero ir rápido porque si lo dejo por mucho tiempo después es un lio continuar, así que vamos a ver que tanto podemos avanzar.

Coméntenme que les parece ¿si? Besos y saludos, Nodoka.

Prologo

Prologo

Y dos años mas tarde…

Este fic se sitúa justamente dos años luego del final del manga… obviamente las aventuras nunca abandonaron a nuestros protagonistas, pero comenzaremos desde aquí.

Repaso de los personajes:

Akane: Graduada de la escuela Furinkan, esperando a saber que hacer de su vida con respecto a una carrera universitaria, aun estaban en vacaciones de verano y el tiempo no era para preocuparse.. Ella había crecido un poco, el pelo ya le llegaba a los hombros, su cara había abandonado los rasgos infantiles para dar paso a los de una bella mujer de 18 años, con lindas curvas y hermosos ojos marrones. Seguía entrenando cada vez que podía y estaba disfrutando de sus merecidas vacaciones luego de pasar todos esos años estudiando. (¿Lógico no?)

Ranma: Graduado de la escuela Furinkan, también esperando decidirse acerca de su futuro, aunque mucho no le interese continuar estudiando, el mejor se dedicaba a entrenar, es lo que mejor sabía hacer. Había crecido unos centímetros y ya era todo un hombre bien formado y atlético. Como dirían algunas, un excelente partido. No había perdido obviamente su característica trenza y su apetito seguía tan voraz como siempre.

Cabe aclarar que entre ellos dos, tampoco nada había cambiado, Akane cocinando mal persiguiendo a Ranma con alguna “deliciosa” comida y él escapando a mas no poder para no tener dolor de estomago ni intoxicarse. Los insultos, estos chicos si que habían tomado práctica con respecto a eso, parecía que entrenaban tan duro los insultos como las artes marciales.

“¡Akaneeeee!!!!! Ranmaaaaaa!!!!!!“

“Ya voy papá!!!!”

Al cabo de unos instantes, Ranma y Akane estaban sentados en el comedor frente a unos muy serios Soun y Genma.

“Ustedes han concluido sus estudios y es hora que tomen en cuenta sus responsabilidades”- Soun miro seriamente a los jóvenes y continuo – “Comenzaran a dar clases en el Dojo, juntos, ya que ustedes serán los responsables de las escuelas, es hora que comiencen”

Las caras, se las imaginan, no hace falta mucha descripción…

“¡Yo puedo dar las clases solo! No necesito que una tonta marimacho este entorpeciéndome”

“¡Baka! ¿Quien estaría entorpeciendo a quien?”

“¡JA! Encima te jactas de importante, mírenla…”

“Deténganse ustedes dos.” – Ambos miraron a Soun nuevamente, enojados y él decidió continuar – “si no les gusta la idea, pueden casarse y luego impartir clases” – Las dos caras de sus oyentes se tranquilizaron bastante, estaban ganando tiempo de esta manera, pero… – “Solo debo aclararles que si deciden que sea la boda primero y luego las clases, la planificaremos para dentro de menos de un mes”

Los ojos se les salieron de sus orbitas, pero la manera en que Soun decía las cosas no eran como para admitir mucha replica.

Mi primer serie..

Akane miró a Ranma, preocupada, y él sabiendo lo que tendrían adelante también la miro. Sus miradas lo dijeron todo, no había mucho que replicar y ambos lo sabían. Estaban sentenciados.

Con mucho cariño, para algún aburrido que tenga ganas de leer

“Empezaran mañana mismo, encárguense de la publicidad y todo lo que tenga que ver al respecto” – Indico Genma, haciendo eco a lo que su amigo Soun había estado diciendo antes, dejándoles en claro a los jóvenes que las cosas iban en serio

“Nabiki podrá ayudarlos con el tema de dinero, ella no ha tenido problema y puede ser de gran ayuda”

Ranma y Akane miraban furiosos a sus padres, pero… ¿Boda o Clases? Y si, la respuesta era de esperarse…

Un fic donde Ranma y Akane son los protagonistas.

Ambos jóvenes se levantaron y cada uno se dirigió a su cuarto, tenían mucho que pensar y definir, esto iba a complicarles la existencia, lo sabían, pero… ¡NO HABÍA SALIDA!

Les presento orgullosa este pequeño trabajo,

Escuela de Combate Estilo Libre Saotome-Tendo”

Fin del Prologo