21. Paz

Nos quedamos abrazados disfrutando el momento. Finalmente se tranquilizó, aunque esporádicamente seguía hipando un poco. – “¿Estás bien?” – ella me respondió con un movimiento de cabeza y un murmullo ininteligible – “¿Por qué lloras todavía?” – levantó su mirada y me clavó esos ojos chocolate como intentando descubrir si realmente yo habia preguntado eso … Sigue leyendo 21. Paz