18. Quiebre

“¡¡No es para que te estés riendo!!” – no lo podía creer, yo estoy intentando decirle algo importante y ella, ella… ARGG.. se ríe de mí!!!

– “Está bien, está bien, dime.. prometo no reírme” – aunque dijo eso, no podía fiarme con la sonrisa traviesa que en esos momentos me dirigia a pesar de intentar mantener la seriedad.

– “Es importante lo que quiero decirte para que te lo tomes tan a la ligera” – intente retomar el tema, pero ella aparentemente aún encontraba gracioso que a mi me costara tanto trabajo escoger las palabras adecuadas para decirle lo que tenía en mente.

– “¿Qué es tan importante?” – finalmente un poco de cordura al asunto. Mire para ambos lados asegurandome que nadie vendría a interrumpirme en el momento. Hace pocos dias habiamos tenido una cita con todas las letras, yo me había cobrado el favor del paraguas para obtenerla sin levantar sospechas, pero pese a eso, las cosas entre nosotros iban mejorando y quería, intentar, probar… ARGGG que dificiles son las palabras, y ni siquiera he dicho nada…

Su mirada demostraba la impaciencia que debía estar sintiendo en estos momentos, porque intentaba descubrir por mis muecas que es lo que yo estaba pensando.Tenía que hacerlo, tengo que hacerlo, tengo que hacerlo…

– “Quiero romper el compromiso” – juro que toda sonrisa huyó despavoridamente de su rostro..