11. Intercambios

Personaje Incognito 4
4to Personaje Incógnito por Mikki
April 19, 2013
Legado 28_1
Capitulo 28 – El Deber de un Guardian
June 9, 2013

11. Intercambios

No tengo idea a cuantos dioses había hecho enfadar a lo largo de mi vida para merecer esto… Ahí estaba ella, enfrascada en lo que algún espectador casual podría calificar de una “batalla campal” pero que para quien la conociera sabía que simplemente estaba cocinando.

Estaban tirados por todos lados lo que se suponía que eran ingredientes de alguna receta mezclados con diferentes utensilios de cocina, incluso algunos estaban clavados en las paredes como si hubieran sido participantes de un combate a muerte. Me oculte tras el marco de la puerta cuando note que se giró hacia mi y casi me descubre espiando, cuando se supone que no debería estar en casa. Seguí observando el espectáculo cuando la precaria cocinera introduce un molde de dudoso contenido al horno y casi me descubre nuevamente cuando en su afán de festejar haber logrado lo que ella pretendía se encaminó a la puerta y tuve que salirme del paso para que no me descubra cerca.

La vi salir de la zona de desastre, contenta y con una gran sonrisa en su rostro. Baje del techo, que era donde me había ocultado y me introduje a la cocina como si fuera un lugar minado, teniendo cuidado de no tocar nada, me asomé al horno y pude ver un burbujeo poco corriente en la preparación que hizo Akane. Acercándome al pasillo a revisar que no volviera, me dispuse a hacer algo por mi salud y mi integridad física. Saque del horno “eso” y limpié un poco la cocina para estar más cómodo, miré el libro que supuestamente contenía la receta que Akane debería preparar y me dispuse a seguirla… No hay actividad en el mundo con la que el Gran Ranma Saotome no pueda hacer, incluso cuando era una simple receta de cocina. Con una preparación normal, volví a meter el recipiente en el horno y salí de allí antes de ser descubierto, con un poco de suerte ella sacaría el pastel a tiempo, imaginando que el que había hecho ella se le olvidaría, sería el tiempo necesario para el que yo puse saliera bien.

Al cabo de un rato entre a la casa como si recién hubiera llegado..

– “Llegue”

– “No te acerques a la cocina” – ese fue el grito de ella

– “¿Estás cocinando?” – sin hacerle caso a su advertencia, me acerque a ver como había salido mi pastel.

Vineta-11-CocinaAhí estaba ella, con una manga llena de crema chantilly intentando decorar la bendita torta.. no se si tenia mas crema ella sobre su rostro o la que había llegado a poner sobre la cubierta. Pero a pesar de todo estaba feliz por lo que ella imaginaba que hizo sola.

– “Lo probaras ¿cierto?” – ella me miró con esa cara de niña ilusionada, y yo, el tonto incapaz de decirle que no

– “¿Me quieres matar?” – me resistí como solía hacer aunque esta vez tenía la certeza que no moriría si lo probaba.

Ella me miró con los ojos llorosos y yo no pude más que resignarme melodramaticamente

– “Esta bien, lo probare, no me queda otra salida…” – puse mi mejor cara de asco y salí hacia el comedor donde anuncie a todos los presentes – “Ahí viene Akane, y estuvo cocinando”

Toda la familia huyó despavorida como si se acercara una bomba nuclear y yo me quedé sentado esperando que viniera con el pastel.

Nadie me preguntó porque no salí corriendo yo también sino que me desearon suerte ante lo que se me venía. Cuando de la cocina de Akane se trata, no se si es peor el remedio o la enfermedad.

– “¿Y los demás?”

– “Salieron”

– “Pero.. ¿como? hace un rato estaban todos aquí”

– “Tienen instinto y pueden hacerle caso” – me miró como si quisiera matarme, pero no podía, ya que estaba demasiado contenta con que me hubiera quedado

– “Ten” – y puso una porción del pastel. Lo saboree sabiendo que había logrado una obra maestra

– “Te quedó bien” – intenté ser modesto

– “¿eh? ¿En serio?” – y sin creer lo que yo le decía lo probó – “mm.. esta bueno… ESTA BUENO, pude cocinar !”

Salió del comedor saltando y gritando a los cuatro vientos que había podido cocinar..

Una gota resbaló por mi nuca de solo imaginar que cosas tendría que hacer para evitar que nuevamente se acerque a la cocina, ya que mi tormento personal nunca se enteró del pequeño cambio en su receta…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*