9. Lluvia

Legado 27_1
Actualización! Los rostros en la oscuridad
February 10, 2013
10. Examen
April 8, 2013

9. Lluvia

Mire al cielo, y maldije al del pronóstico matutino, los benditos dibujitos eran puras nubes con lluvia, y en cambio el cielo estaba totalmente despejado. Empecé a caminar rumbo al Dojo, estaba de buen humor, había sido un dia tranquilo, saque el paraguas a pasear, todavía siento que el meteorólogo me mintió horriblemente. Akane se quedó con sus amigas terminando un trabajo práctico, así que la vuelta a casa va a ser en paz… aburrida.

Pase por el centro comercial, y pronto termine sentado en el Uchan degustando uno tras otro deliciosos okonomiyakis.

– “¿Y eso?”

– “Es un trueno Ran-Chan, hoy anunciaron lluvia”

– “Ya se que anunciaron lluvia, por eso ando con el paraguas, lo que no entiendo es como si recién estaba despejado y ahora el cielo se quiere caer abajo” – suspiré, realmente no entendía este clima, el cielo antes despejado ahora era un manto oscuro de nubes grises – “Me voy yendo, tuve un buen dia y no quiero terminarlo como chica”

– “Adios Ran-chan” – ella se despidió con un gesto y siguió atendiendo a sus clientes.

Comencé a caminar con el paraguas en mano, el cielo amenazante, pero aun no se había cumplido el bendito pronóstico, al menos ya no sentia que lo habia traido en vano. Termine llegando al Dojo y recién cuando me senté en el comedor se largó una lluvia torrencial.

– “Vaya, parece que el pronóstico tuvo razón.. quien lo diria” – Nabiki se sentó a mi lado

– “¿Akane llegó?” – no quería seguir maldiciendo al pronosticador

– “Vaya, ¿ahora te preocupa?”

– “Solo en tu imaginación”

– “No llego ella, ¿no venía con vos?” – Kasumi es mucho más amable, sin duda.

– “Estaba haciendo un trabajo en la escuela”

– “¿Quisieras ir a buscarla?” – seguro que mi cara le hizo saber que mi respuesta era negativa, sin embargo, no puedo negarme a su pedido. Antes de salir del comedor, vi la sonrisa macabra de Nabiki, siempre es lo mismo con ella..

Vineta-9-Lluvia

Corrí en dirección a la escuela cubriéndome lo mejor que podía para evitar transformarme, esquivando los charcos que ya habian formado por la intensa lluvia, lo hice por el camino que Akane solía utilizar para volver por si la encontraba, pero no tuve suerte. Llegue a la escuela y ahí estaba, sentada en las escaleras del frente.

Me acerqué y ella me miró confiada…

– “Pense que no vendrías” – la cubrí con el paraguas y comenzamos a caminar regreso a casa. A pesar de que nos llevamos como perro y gato, ella sabe que siempre la voy a cuidar, y ese es nuestro acuerdo tácito.

– “Atchus”

 

Vineta-9-Lluvia-1– “¿Estas bien?” – y revise que no se estuviera mojando, ahi vi que ella estaba varios centímetros afuera del paraguas para que yo pudiera permanecer seco, esa es su manera de agradecerme y cuidarme. La tome de la cintura y la atraje hacia mi, asi ya no se mojaría. El resto del camino a casa fue en silencio, cuando llegamos, dejamos el paraguas en el recibidor y ella comenzó a subir las escaleras para cambiarse la ropa mojada.

– “Ranma” – asomó la cabeza para que yo la pudiera ver – “Te debo una” – finalmente se perdió por las escaleras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*