Clase 12: Invitacion

Clase 11: La mirada de el
December 6, 2012
Clase 13: Todo Cambia
December 6, 2012

Clase 12: Invitacion

– “Akane, perdóname, no quería ofenderte”- ella me golpeó suavemente en las costillas
– “No estoy llorando de tristeza, estoy llorando de felicidad” – y no pude mas que abrazarla con fuerza… cuando note que se había calmado, tenia mi hombro empapado, pero eso no importaba, la separe un poco de mi y la bese, despacio, como si fuera una muñeca de frágil cristal.
Ella era todo para mi, y debía saberlo. Que feliz me hace estar a su lado.

Clase 12 – Invitación

– “Akane, Ranma” – Kasumi llamaba a los más jóvenes de la casa, momentos más tarde ellos aparecieron – “llego esto para ustedes, supongo”
– “¿Supongo?” – Ranma tomó el sobre entre sus manos y leyó el remitente – “A los profesores del Dojo Tendo”
– “Anda Ranma, ábrelo” – Akane incitaba a leer el contenido del dichoso sobre mientras tomaban asiento en el comedor, Kasumi volvía con una bandeja con té y galletas recién horneadas.
– “El motivo de la presente carta es para invitarlos a ustedes y a los alumnos que crean convenientes a participar en el Torneo Regional de Artes Marciales que organizan la Asociación de Dojos de Tokyo” – Ranma leyó el contenido con una sonrisa en su rostro
– “¡Nos han invitado a participar!” –
– “Shh.. déjame continuar” – un puchero de parte de Akane fue todo lo que el necesitaba para proseguir con la lectura – “el día 7 de junio del corriente año a las 13hs se llevará a cabo en el Dojo Tokyo la competición, por favor confirmen su presencia y la cantidad de participantes. Las modalidades para competir son: Katas, Armas y Combate. Todos los profesores que concurran podrán realizar una demostración con el fin de mostrar las escuelas que participarán.” – el muchacho tomó aire, miró para todos lados y visto que además de ellos estaba solo Kasumi, tomó a su prometida en brazos y la hizo girar – “¿Escuchaste? ¡Nos tomaron en cuenta!”
– “Hace años que eso no ocurría” – él la depositó en el piso y ella fue directo a abrazar a su hermana. Estaban realmente felices con la noticia.
– “¿Qué ocurre hija?” – Soun había entrado al comedor, seguido por Genma, ambos escucharon los gritos y decidieron ver qué ocurría.
– “Papa, nos invitaron a participar en una competición”
– “ohh que buena noticia” – las lágrimas ya asomaban por los ojos del patriarca Tendo
– “Por fin las escuelas estarán unidas Tendo”
– “Pronto tendremos boda Saotome”
– “Oigan, ¿que tiene que ver la competencia con un casamiento?” – La alegría de Ranma se había esfumado cuando los viejos salieron de nuevo con la misma idea de siempre
– “Hijo, ahora que ya imparten clases juntos, es hora del próximo paso, deben casarse para que la unión sea oficial y se presenten a la competencia con una escuela sólida y unida”
– “Ustedes dijeron que mientras demos las clases, no habría casamiento, ¡por eso empezamos con las clases!” – Akane poco a poco iba levantando el tono de voz haciendo retroceder a Soun y a Genma.
– “Nos hicimos cargo de todo, dimos las clases, tenemos buenos alumnos, incluso nos acaban de invitar a una competencia oficial y ¿ustedes siguen con sus ridículas ideas?” – Ranma tomó aire antes de proseguir con su discurso y seguir amedrentando a los viejos – “No me pienso casar con ella” – señalando de manera despectiva a Akane, aunque su mirada suplicaba por que ella no se tomara en serio eso
– “Están locos si piensan que por dar clases y hacer bien nuestros trabajos vamos a casarnos porque a ustedes simplemente les plazca, nosotros cumplimos con nuestra parte, no estorben si saben lo que les conviene”
Toda ese gran teatro ocasionó que tanto Soun como Genma terminaran llorando a lágrima viva abrazados, gritando que así las escuelas nunca se iban a unir.
– “Creo que se les paso un poco la mano chicos” – Kasumi miraba a ambos padres con un poco de compasión – “Al menos le hubieran dicho que, por ahora no había boda.. pero que en algún momento habría”
Ranma y Akane rieron, pero a ellos no les dio tanta lástima, le dieron su merecido y al menos no molestarían en un par de semanas más.
Por fortuna de la vida, los llorosos padres nunca escucharon el comentario de Kasumi.
Ahora tenían que prepararse para el torneo, era en pocas semanas y tenían que estar listos. Con la demostración que hizo Akane en la universidad, varios estudiantes se sumaron al Dojo, ellos no estaban tan preparados para participar, pero los que estaban desde un principio si tenían el nivel necesario. También había que preparar una demostración para hacer, practicarla y perfeccionarla. Hay mucho por hacer.
Sin perder más tiempo aprovecharon el día libre que tenían en la facultad..
– “Oye, ¿cuando aprendiste a hacer el Dragón Volador?”
– “¿Te molesto que lo haya usado tu técnica?”
– “No.. al contrario, me asombraste”
– “El otro día, cuando me enseñaste a liberar mi energía, entendí como manipularla, como habías hecho para el frío y el calor, nunca lo había intentado en si, pero Shampoo estaba tan enojada que aproveche la oportunidad para practicar, menos mal que me salió bien o tendría que haber pensado algo más para vencerla, en la lucha cuerpo a cuerpo ella es perfecta”
– “Increíble, parece que te estas contagiando de la Escuela Saotome”
– “Ni lo sueñes, es un nuevo estilo de la Escuela Tendo”
– “Pensá que dentro de poco, va a ser oficialmente Saotome-Tendo”
– “Lo se, no me desagrada, mientras no sea papá y el tío Genma los que nos manden a la iglesia”
– “En algún momento habría que decirles que no todo esta perdido como ellos piensan”
– “Ni lo sueñes, nos van a casar y después van a pedir un heredero, ¿no los conoces aun?” – Ranma quedó dubitativo ante eso…
– “¿A-chan?”
– “¿Que pasa Ranma?” – El abrió la boca un par de veces pero no emitió sonido alguno, caminó hasta estar sentado en el centro del Dojo y le hizo señas a Akane para que haga lo mismo, y así lo hizo, ambos estaban sentados frente a frente. – “Ranma, sino me cuentas no puedo hacer nada por ti”
– “Es.. es.. es que..”
– “¿Qué es lo que te preocupa tanto? ¿Es por lo que dijo papa y el tío?”
– “Un poco…”
– “Ranma, dime, ¿qué es lo que te preocupa?” – él levantó la mirada y tenía una expresión de cachorrito asustado, a ella le causó ternura y tomó su mano para darle valor
– “Esta bien..” – el se sintió derrotado, igual, tarde o temprano tendrían que hablarlo, mejor temprano que tarde – “me preocupa.. lo de las escuelas… unirlas”
– “¿No quieres unirlas?”
– “No.. no… noo.. no es eso” – el hacía ademanes con la mano para darle enfasís a sus palabras, intentando que ella no tomara las cosas por mal camino – “Es que.. aun.. no..”
– “Ya.. se que aun no estamos listos..”
– “No, no es eso…” – un sonoro suspiro salió de sus labios, se sentía derrotado – “es.. que.. aun..”
– “Si si, eso ya lo dijiste” – Akane ya estaba impaciente
– “¡Déjame terminar!”
– “Esta bien.. pero dilo de una vez”
– “Aun no… ¡te lo he pedido!” – Akane no se esperaba eso, para ella el compromiso era algo ya hecho, no imaginaba una formalidad así por parte de Ranma, él tenía la cabeza agachada y estaba colorado hasta las orejas – “Es.. que.. se que estamos prometidos, pero eso es por nuestros padres, pero nosotros.. aun.. no… formalmente.. no..” – tomó aire intentando darse valor para seguir mientras su prometida lo miraba atenta y atónita – “Cua..ndo.. te dije lo.. que.. sentía.. por ti.. no.. nunca… yo.. te.. propuse.. ser..” – ya su voz era un tímido murmullo – “mi.. novia” – Akane no podía creerlo, el se preocupaba por esas cosas
– “Ranma” – ella tomó su mano y lo miró a los ojos – “¿Querés decirme algo mas?”
– “eh.. sabes.. no.. aun.. no” – bajó la cabeza, no era que no quería decírselo, es que aun no podía, el brillo de los ojos de ella se esfumó ante la respuesta negativa – “No.. por lo que tu estas pensando.. no.. ahora..” – ella lo miró intentando buscar otra respuesta – “¿me esperaras?”
– “Hasta que estés listo” – sonrió de esa forma angelical que a el tanto le gusta – “¿Te parece si entrenamos para la competencia?” – le tendió la mano para que se pusiera de pie, y en cuanto lo hizo la abrazó
– “Gracias A-chan” – ella se dejó llevar, él había tenido muchos avances y le había dejado claro que era la única, le daría el tiempo que fuera necesario. – “Dale, vamos a entrenar”
– “¡Claro!”
Con renovadas energías ambos chicos se pusieron a entrenar para la demostración que los profesores deberían dar.
Rato mas tarde los alumnos fueron llegando y las prácticas comenzando…
– “Fórmense todos” – Ranma había tomado el control – “hemos sido invitados a participar en un torneo que organiza el Dojo Tokyo” – aplausos se escucharon por todo el recinto – “el torneo es el 7 de junio y las modalidades son: Katas, Armas y Combate” – un asombro generalizado se vió entre los alumnos – “Los que quieran participar, podrán hacerlo y lo que haremos es entrenar en las modalidades que decidan participar por grupos para perfeccionar sus técnicas”
– “Por favor, a medida que nombre las modalidades sepárense en grupos” – Akane intervino y ayudó un poco a Ranma con la organización – “aquellos que quieran participar en mas de una modalidad, fórmense en el grupo que ustedes crean que tienen menos confianza, que después practicaremos el resto”
Y así lo hicieron, la mayor cantidad estaba en Katas, segundo armas y los menos eran los de combate.
Cuando Ranma empezó a practicar con las formas, Akane se dispuso con las armas.
– “Saotome” – Mousse entró por la puerta principal del Dojo
– “Ah Mousse, que bueno que vienes, sos experto en armas, ¿me ayudas?” – Akane tomó del brazo al chino – “Les presento a nuestro amigo Mousse, es experto en armas escondidas, ¿podrías hacer una demostración?”
Y así lo hizo, detrás de cada uno de sus dedos, sacó un arma como si fuera una navaja suiza.
– “¿Quieres pelear?”
– “¿Estas segura Tendo?”
– “Si, no hay problema, ¡en guardia!”
Los alumnos se corrieron para atrás y Ranma detuvo sus propias prácticas para darle lugar a la demostración.
Akane se puso en posición y Mousse la imitó, instantes después la batalla comenzó. El chino atacó primero lanzando unas cadenas, las cuales fueron esquivadas sin mayor esfuerzo, pero el chico no se dejó flaquear ante el primer ataque fallido y un ejecutó un nuevo ataque con dagas que se clavaron donde hasta hace segundos atrás estaba Akane. Sin perder tiempo sacó dos grandes cuchillas de sus antebrazos y empezó a atacar por ambos flancos a su escurridizo oponente. Cuando ella da un salto invertido hacia atrás, él junta sus manos y lanza las cuchillas. Akane terminó de saltar y sin perder tiempo esquivó el último ataque, tomando las cadenas que había lanzado primero y ahora soltándolas hacia su atacante, quien también las esquivó. Apenas soltó las cadenas, corrió en dirección a Mousse, sacó su enorme mazo y…
– “Fin del combate, Akane gana”
– “¿Porque no me dejaste rematarlo?”
Cabe aclarar que Akane estaba con un enorme mazo a centímetros de la cabeza de un paralizado Mousse que ya se estaba imaginando viajando por Aeorlineas Tendo por todo Nerima y se había salvado de su destino gracias a Ranma que frenó la pelea.
– “Por que ya es suficiente demostración y además ganaste. No es justo que lo envíes a volar, vaya a saber cuando va a tener oportunidad de volver y que Shampoo lo deje”
– “Esta bien” – y guardo el mazo vaya a saber donde
– “Bueno, es todo por hoy, mañana seguiremos con la práctica para la competición”
Un rato mas tarde estaban 3 chicos sentados charlando en la duela del Dojo
– “¿Por qué hiciste eso Tendo?”
– “Porque si Shampoo no se casa, no lo va a dejar nunca en paz”
– “Pero alcanzaría con que el estúpido de Saotome se decidiera”
– “Pato idiota no tientes tu suerte”
– “Ya, cálmense los dos, que la pelea no es entre ustedes” – los hombres calmaron sus ánimos – “¿Estás preparado para ganarle a Shampoo?” – Mousse bajó la cabeza en clara señal de derrota – “¿Quieres entrenar con nosotros?”
– “¡¿TE VOLVISTE LOCA?”
– “No, ¿tenés alguna mejor idea?” – Ranma no dijo más nada y miró furioso al chico pato que no entendía porque Akane actuaba así…
– “¿Porque se toman estas molestias por mi?”
– “Yo no estoy haciendo nada por vos…”
– “Ranma, callate. Mousse, vos también hiciste mucho por Shampoo y se que la querés en serio, sin hechizos, y de manera justa. Me pareció bien que tengas una oportunidad para poder lograrlo y no que por un tecnicismo vos no tengas oportunidad”
– “¿Un tecnicismo?”
– “Si Ranma… la pelea que Shampoo le ganó cuando tenían 3 años..”
– “Lo que pasa que la vieja momia no quiere que yo esté con ella”
– “Lo único que pretende Colgone es que se case con alguien fuerte, tu además de ser fuerte la quieres y tenés que demostrarlo”
– “Gracias Tendo, muchas gracias, ¿como voy a poder devolverte el favor?”
– “Que deje a Ranma elegir a quien quiera, es suficiente. Ustedes si se rigen por esas reglas, con lo cual, seria justo, pero el” – señalando a su prometido – “No tiene las mismas leyes y es injusto”
– “Pueden contar conmigo para lo que deseen entonces”
– “Bien, porque vas a ayudarnos a entrenar a los alumnos en Armas, y mientras tanto vamos a practicar para tu encuentro con Shampoo, le escribirás una carta retándola en una semana”
– “¿Y si se niega?”
– “Pues no podrá, o Akane le dará otra paliza, jajajaja” – Mousse también rió con la ocurrencia de Ranma ante su pregunta. Akane solo sonrió dándole confianza de que pasara lo que pasara, no habría problema.
Se dispusieron a planear que tipo de entrenamiento debería llevar Mousse, empezando por pensar una forma de que no se le caigan las gafas y que pueda mantenerlas durante todo el combate, con eso creían que estaría asegurado gran parte del problema.
– “Sabes, me sorprendiste pidiendo el premio para Mousse, ¿por que lo hiciste?”
– “Porque en cierta forma creo que se parece a mi”
– “¿A ti?”
– “Piénsalo un poco”
Ranma se recostó sobre el tejado… Mousse se había ido hace un rato y ahora estaban sentados admirando el firmamento nocturno…
– “No se A-chan… dime…”
Ella se recostó a su lado y usó el brazo de él como almohada, el chico la atrajo hasta dejar que su cabeza descansara en su pecho.
– “Él nunca se intentó aprovechar de ella…”
– “¿mmm… ?”
– “Recuerdas… en China… pudo haberla tenido de esclava, y sin embargo la liberó, a pesar de lo que eso implicó para el”
– “Pero tu si te aprovechaste de mi”
– “¿QUE QUE?” – intentó levantarse pero él no la dejó y la abrazó nuevamente
– “Calmate… no se si aprovechar es la palabra, creo que iría mejor hechizar”
– “Yo no te puse ningún hechizo ni trampa, ni nada” – Ella estaba ofuscada…
– “Tu sonrisa, ese es tu hechizo” – ella se ocultó un poco más en su pecho para evitar que vea su sonrojo
– “A veces no pareces el mismo chico inmaduro que llego a mi casa hace un par de años atrás”
– “¿Tengo que tomar eso como un cumplido?”
– “Tal vez” – ella jugueteaba con sus dedos con los botones de la camisa china de su prometido. El se dejó acariciar y se quedaron ahí hasta que la luna llego al punto más alto del cielo…

Continuará…

Notas de la autora: Me acorde de actualizarrrrrrrrrr ! Aplausos para mi ! Por los comentarios veo que les está gustando, ya tengo el final a medio escribir, así que pienso terminar si o si está historia!
Tengo también avanzada otro tipo de historia, pronto verá la luz, estén atentas!
Nos veremos en el próximo capitulo, saludos, Nodoka!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*